El suplemento de YPFB Corporativo, “Nuevas Inversiones, Mayor Producción”, relievo las inversiones programadas 2010-2015 de la estatal y de Petrobras, Repsol, Total e YPFB Andina en la explotación plena de los megacampos San Alberto, San Antonio, Margarita, Bloque XX, Itaú y Bloque Ipati.

Son megacampos resultantes de las exploraciones positivas de YPFB antes de su capitalización, excepto Margarita. Como San Antonio es continuación de San Alberto, su exploración realizada por Total, es atribuida a YPFB (San Alberto explorado por la Gulf en 1969, cuando la prioridad era encontrar petróleo y como ese campo era gasífero, quedó sin explotar hasta los 90). Con el “inside information” de un ex ejecutivo de YPFB, capitalizada ésta, Petrobras fue la aventajada.

De 1997 a 2004, gobiernos de Banzer y Sánchez de Lozada, el énfasis de YPFB, como nunca antes, fue la exploración de nuevos bloques, al mismo tiempo de explotación de los existentes. Por lo que, en muchos casos, con la capitalización las multinacionales sólo tuvieron que instalar tubería y abrir el grifo para lograr utilidades. La nacionalización, cambió la repartición de los ingresos a favor de YPFB.

Pero entre 2006 y 2008, YPFB Corporativa dominada por políticos, fue botín acostumbrado de proveedores, normalmente empresas privadas directa o indirectamente de los propios ejecutivos o allegados a ellos por “businness”, cuando no del mismo partido en el poder, de cuyos procesos surgieron varios millonarios entre sus ex ejecutivos, ver el hermano de Paz Estenssoro, los Hinojosa, etc.

YPFB Corporación prevé poca inversión en exploración de nuevos campos. Un promedio aceptable de concretar la perforación de 5 pozos exploratorios por año a USD 60 millones, implica disponibilidad de USD 300 millones año. Para el 2010 YPFB Corporación invertirá sólo USD 50 millones en exploración; en explotación invertirá USD 107 millones. Paralelamente a los anunciados USD 3.796 millones de Petrobrás, Total y Repsol para desarrollo de los campos existentes para su beneficio y del Estado boliviano través de YPFB Corporativa que dispondrá mayores ingresos. Todos contentos.

Es de felicitar los proyectos de construcción de las Plantas de Río Grande y del Gran Chaco con estudios de ingeniería Conceptual y Básico, ya avanzados, en los que YPFB Corporación invierte los créditos obtenidos del BCB. Para el 2011 se tiene planificada la ingeniería de Detalle, Procura y Construcción de las plantas hasta principios del 20132.

Sin embargo, lo más destacable, es el proyecto del Gasoducto Juana Azurduy, GIJA, a cargo de YPFB Transporte S.A., cuya construcción es parte de los acuerdo binacionales entre Bolivia y Argentina correspondiente a la primera adenda de marzo 2010 al contrato de exportación de gas natural a la Argentina, vigente desde 2006.

Definitivamente, YPFB Corporación casi no explora, mientras los megacampos existentes son explotados a full.