(ABI).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, repudió el lunes la toma de tierras por “grupos” de bolivianos en un sector urbano de la ciudad de Buenos Aires, a los que demandó “dignidad” y ofreció, en cualquier caso, predios en el país andino amazónico.

“Que nuestros hermanos bolivianos trabajen dignamente y no ir allá (por Argentina) a asaltar tierras ni quitar propiedades”, deploró el gobernante durante una conferencia de prensa dictada en La Paz. Morales se dijo incluso dispuesto a dotar de tierras fiscales en Bolivia a sus compatriotas que junto a grupos de paraguayos y otros mayoritarios de argentinos carenciados o ‘sin casa‘ se tomaron la semana pasada unos predios en el bonaerense Parque Indoamericano, en la jurisdicción urbana de Villa Soldati, donde confusos choques entre avasalladores, vecinos y la fuerza pública de la capital dejaron 3 muertos, entre ellos dos bolivianos, según datos oficiales. Los bolivianos Rosemary Chura Puña y Juan Castañares Quispe perdieron la vida en confusos choques la semana pasada en Villa Soldati. “Si quieren tierras que se vengan, aquí tenemos tierras, especialmente tierras fiscales que hemos comenzado a recuperar (de manos privadas). Tenemos muchas tierras, felizmente algunos han vuelto” al país, insistió. Argentina se ha convertido, desde la década de los 40 del siglo XX, en el país sudamericano que más migrantes bolivianos ha recibido. Según datos oficiales, la comunidad boliviana en Argentina es de 1,8 millones personas. El mandatario boliviano, que habló desde el Palacio Quemado, en La Paz, pidió a “a grupos” de avasalladores, que “hacen quedar mal” al migrante boliviano en general, “famoso”, por contrapartida, por su laboriosidad y laboriosidad a toda prueba, rever su medida y ser gratos con el país que los cobijó. “Si nos dan oportunidad allá, para trabajar, para sobrevivir o mejorar nuestra economía, deben dedicarse a trabajar dignamente, honestamente y nadie les ha mandado a asaltar tierras ni quitar propiedades”, afirmó en tono de reproche. Morales dijo que la cancillería boliviana ha pedido a su par argentina “una profunda investigación” sobre la muerte violenta, supuestamente a manos de la fuerza pública de la capital y en los choques con grupos de vecinos ardidos por la ocupación de Parque Indoamericano, de sus compatriotas. De cualquier forma “no justifica la muerte de dos bolivianos y un paraguayo, cualquiera hubiera sido el problema”, insistió al tiempo de calificar de “grave, gravísimo” la muerte de Chura Puña y Castañares Quispe. Dijo haber tomado contacto con organizaciones de bolivianos en Argentina, que habrían pedido que los “okupas” bolivianos abandonen los predios tomados en Parque Indoamericano. “Hablé con algunos de nuestros compatriotas, muy trabajadores por supuesto, y qué me ha pedido, hace 3 ó 4 días, me dijeron que ‘Presidente, dígale a ese grupo de bolivianos que no tomen tierras‘, me decían algunos con lágrimas en los ojos, me decían ‘nosotros hemos venido a trabajar aquí, trabajamos dignamente y estamos quedando mal por un grupo de bolivianos que están tomando tierras‘”, significó el mandatario. Preguntado sobre el particular por dos periodistas, entre ellos un corresponsal extranjero, el jefe de Estado boliviano pidió a los ‘okupas‘ bolivianos en Argentina que ” no hagan quedar mal a la gente digna, sana, que trabaja; el boliviano es conocido como trabajador, honesto, primera vez hemos escuchado que bolivianos estarían tomando tierras”.