Cancún, México (ABI).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, clamó el jueves en Cancún por una alianza estratégica entre pueblos y gobiernos del mundo y llamó a sus colegas líderes de 34 potencias industriales y también a quienes les secundan, a promover “un cancunazo”, la aplicación de la segunda estación del Protocolo de Kioto que se debate en esa ciudad mexicana, sede de la XVI Conferencia sobre el Cambio Climático (COP 16).

“Es una alianza de gobiernos, de presidentes con los pueblos. Eso significa una alianza para aplicar el segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto. Una alianza para recoger las propuestas de los pueblos del mundo” patentes en la declaración de la I Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra, verificada en Bolivia en abril último, afirmó durante un encendido discurso pronunciado en el marco de ese foro mundial. Estados Unidos, el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, resiste adherir el Procolo de Kioto que en 1997 convino en la instrumentación de acciones para la reducción de la temperatura global. Devenido en el líder de una postura mundial contra las causas del cambio climático, es decir la emisión de gases de efecto invernadero y el calentamiento del planeta, llamó a formar un contrato social de alcance global. “Si somos gobierno, que representamos a los pueblos mediante nuestros Estados; no hay por qué tener miedo a los pueblos”, remarcó. Morales, que insistió en revertir la actual tendencia de la COP 16 y asestar un “cancunazo”, pro reducción concertada de la emisión de venenos a la atmósfera y, en consecuencia, de la temperatura global. “El calentamiento acaba con las vidas, con el agua y si no hay agua no hay producción y si no hay producción no hay alimento”, reflexionó. Morales, que el jueves se instaló el Cancún, donde presidió un acto de masas organizado por la multinacional progresista Vía Campesina, encareció a los líderes mundiales un acuerdo que diste del papel que resumió la Cumbre de Copenhague, en 2009, y que se pronuncie por “la vida, la esperanza, la humanidad y la naturaleza”. “Un ‘cancunazo‘, insistió al tiempo de pedir al pueblo mexicano presionar para que la canciller mexicana, Patricia Espinoza, que preside la COP 16, sirva el encuentro en la línea de los intereses de los pueblos del mundo que padecen el cambio climático. Confiado en el buen criterio de los líderes mundiales, Morales llamó a los poderosos a deponer sus intereses y formas suntuarias de vida en pro de los más pobres, la humanidad y el planeta. “Tenemos que abandonar el lujo, el derroche, la mercancía. Mientras no lo hagamos seguramente la mayoría de los pueblos del mundo seguirá pagando el lujo de familias, de grupos en el mundo”, afirmó.