Cancún, (ABI).- Después de que el lunes la página electrónica WikiLeaks diera a conocer una serie de cables secretos donde se relatan las conversaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea, según las cuales en el mes de febrero, de cara a la COP 16, aseguraban que había que buscar la forma de liberarse de “los países poco constructivos” como Venezuela, Nicaragua, Cuba, Ecuador y Bolivia, e incluso buscar el modo de “neutralizarlos, cooptarlos o marginarlos”, la delegación boliviana aseguró que esto demuestra que, como siempre lo dijeron, Estados Unidos en vez de negociar, chantajea.

Un informe publicado por el diario mexicano El Sol de Córdoba señala que “WikiLeaks confirma lo que siempre nosotros hemos venido diciendo y que Estados Unidos ha venido negando siempre. Hemos venido declarando y expresando a lo largo de estos años la injerencia, las presiones y los chantajes realizados lamentablemente por la administración de los Estados Unidos”, declaró el embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Pablo Solón.

“WikiLeaks lo que confirma es eso. No nos sorprende, sino que da más elementos a lo que hemos venido expresando”, sostuvo Solón, quien consideró “preocupante que esta clase de diplomacia de presión” se siga ejerciendo, sobre todo en un proceso de negociación multilateral.

Anotó “No es posible que en vez de negociar con el otro, se busque comprar al otro, chantajear al otro, arrinconar al otro, eso no es negociación. Lamentablemente no existe un proceso de negociación como debería haber entre Estados”, consideró Solón.

Agregó que es lamentable que haya un Estado que con su poder económico recurra a otros mecanismos para forzar a que otros acepten sus posiciones; esto “no puede ser negociación de cambio climático, es una imposición”, sentenció.

Sobre estos cables que revelara la ya famosa página de internet donde, en otros cables, diplomáticos europeos reconocen que Copenhague “fue un desastre increíble”, el representante de la delegación china, Xie Zhenhua se pronunció a favor de que se investiguen.

Indicó: “si la información de WikiLeaks es verdad, algunas personas y agencias aprenderán una lección”.