El Poder Ejecutivo decretó la conversión de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) en Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC) con fines estrictamente agrarios. La conversión no modifica la condición de propiedades agrarias colectivas de las antiguas TCOs, pero posibilita la titulación agraria individual de los nuevos TIOCs.

El gobierno emitió hoy el decreto 727, en cumplimiento de la disposición Transitoria Séptima de la Constitución Política del Estado (CPE), que establece que en el plazo de un año desde la elección del Órgano Ejecutivo y Legislativo, la categoría de Tierra Comunitaria de Origen se sujetará a un trámite administrativo de conversión a Territorio Indígena Originario Campesino.

El ministro de Autonomía Carlos Romero informó que la conversión de TCO a TIOC no modifica la condición de propiedad agraria colectiva de las tierras comunitarias indígenas, las cuales mantendrán sus derechos y títulos agrarios colectivos con los mismos efectos jurídicos.

La Ley 3545 de Reconducción comunitaria de la reforma agraria promulgada por el gobierno de Evo Morales dispone la dotación colectiva y la titulación comunitaria de la tierra, argumentando que la propiedad colectiva fortalece la identidad cultural, otorga poder político, protege y cohesiona a la comunidad y evita la mercantilización de la tierra.

La Constitución reconoce, protege y garantiza el derecho de las naciones y pueblos indígena originario campesinos a la titulación colectiva o comunitaria de tierras y territorios (Art. 30), declaradas propiedades indivisibles, imprescriptibles, inembargables, inalienables e irreversibles y exentas del pago de impuestos a la propiedad agraria.

La novedad es que a partir de ahora el Estado podrá otorgar títulos ejecutoriales de propiedades agrarias individuales, en función a la identidad cultural de las nuevas TIOCs.

El Artículo 394 de la CPE precisa que las comunidades podrán ser tituladas reconociendo la complementariedad entre derechos colectivos e individuales, y respetando la unidad territorial con identidad.

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) dice que el saneamiento de TCOs y la distribución colectiva de tierras fiscales sólo favorecieron a los pueblos indígenas de tierras bajas, discriminando al campesinado de los valles y del altiplano. Con ese argumento, elaboró un proyecto de ley de tierras que viabiliza la titulación individual de Tierras Comunitarias Campesinas (TCC).

Por otro lado, la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro presentó el decreto 726 que dispone la adecuación y migración de todas las concesiones estatales en electricidad, recursos naturales, telecomunicaciones y servicios básicos, garantizando los derechos adquiridos por todos los concesionarios del Estado.

“El decreto señala que todas aquellas concesiones otorgadas hasta la fecha y a partir de la promulgación del presente decreto se adecuan al ordenamiento constitucional vigente, transformándose automáticamente en autorizaciones transitorias especiales”, explicó Caro.

Caro presentó también el decreto 725 que establece un procedimiento de certificación para la exportación de torta de soya con el fin de garantizar el abastecimiento de este insumo a la industria avícola y porcina nacional.