Entre 2003 y 2010, la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) registró siete casos de adolescentes involucrados en el narcotráfico en poblaciones del trópico de Cochabamba, informó hoy el ministro de Gobierno Sacha Llorenti a la Comisión Política Social de la Cámara de Diputados.

El diputado de Unidad Nacional Jaime Navarro convocó a Llorenti para que brinde un informe oral sobre las denuncias de monseñor Tito Solari, arzobispo de Cochabamba, quien aseguró que menores de edad venden droga en Villa Tunari, Chipiriri, Isinuta y otras zonas del parque Isiboro Sécure.

Llorenti dijo que en los últimos siete años se identificaron a siete menores involucrados en delitos de narcotráfico. En 2003 fueron aprehendidos en Chipiriri un estudiante de 15 años y un agricultor de 16 años; en 2005 fue arrestado otro menor en la misma población; en 2007 las fuerzas del orden detuvieron a tres menores de 17 años en Isinuta, y en 2009 fue aprehendido un mototaxista de 15 años transportando sustancias controladas en Villa Tunari.

Días atrás, el fiscal de Distrito de Cochabamba Camilo Medina informó que entre 18 y 20 niños estarían involucrados en casos de narcotráfico en ese departamento desde 2003 hasta la fecha. El ministro Llorenti aseguró hoy que se trata de casos “aislados”, que de ninguna manera pueden ser usados para estigmatizar a todos los niños y jóvenes del trópico de Cochabamba.

En su comparecencia, Llorenti denunció que una “ofensiva gonista” intenta estigmatizar la lucha antidroga del Ejecutivo, aludiendo directamente al diputado Navarro que fue ministro del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

“¿Ustedes creen que sea una casualidad que aparezca esta petición de informe oral después de algunas declaraciones de algunos jerarcas de la Iglesia Católica y de una reunión en Estados Unidos con la derecha más recalcitrante del Continente, en la que se solicitó que se saque a Bolivia, Ecuador y Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA)?”, cuestionó el ministro de Gobierno.

Lo cierto es que el Comandante general de la Policía y hasta ex autoridades de gobierno admitieron que hay menores de edad metidos en el negocio ilícito de la droga. Todos saben que “los adolecentes atrapados por el narcotráfico eran sometidos a una faena insalubre en distintas labores del narcotráfico, y me parece ridículo que se le pida al monseñor pruebas de eso”, declaró el ex viceministro de Tierras Alejandro Almaraz a radio Erbol.

“Llaman la atención esos cambios extremos que se generan en algunos compañeros; cuando trabajan en el Ejecutivo tienen una visión, cuando salen tienen otra visión. Si Alejandro tiene pruebas, ¿por qué no ayuda a resolver un problema que afecta en todas partes?”, retrucó el vocero presidencial Iván Canelas.

El defensor del Pueblo Rolando Villena declaró hoy que está dispuesto a visitar el trópico de Cochabamba para investigar la presunta participación de niños y jóvenes en el tráfico de cocaína.