(ABI).- La juez X de Instrucción en lo Penal Marcela Siles envió a la cárcel de San Pedro de La Paz a 13 campesinos de la región yungueña de Palos Blancos, acusados de emboscar a efectivos de la brigada de la Fuerza Especial de Tarea Conjunta (FETC) que cumplían tareas de erradicación de cocales ilegales en esa región.

“La Juez ha determinado la detención preventiva en la cárcel de San Pedro para los 12 imputados y para la única mujer en la cárcel de Miraflores, luego de tomar en cuenta las pruebas de cargo presentadas por el Ministerio Público y no así las de la defensa”, informó tras la audiencia.Teodosio Mamani, Edgar Machaca, Wilmar Rudy, Raúl López, Santiago Cáceres, Mauricio Copajipi, Julián Sanca, Severo Rodríguez, Wilfredo Mamani, Mauricio Zapana, Zacarías Bravo, Eleuterio Cuentas, Ariel Bautista, Javier Jáuregui, Abraham Gutiérrez, fueron remitidos a la cárcel de San Pedro. Mientras que Marcelina Huasco fue remitida a la cárcel de mujeres de Obrajes.Los campesinos están acusados por los delitos de lesiones, tentativa de homicidio e instigación pública a delinquir. El abogado defensor Ricardo Bustillos aseguró que la Juez “vulneró los derechos y garantías de los cocaleros de Palos Blancos, porque no “valoró” las declaraciones de los imputados sobre lo sucedido el pasado lunes en esa región.El sargento de la Fuerza Aérea, Marcelo Lecoña Choque, que recibió una pedrada en la emboscada, está en peligro de perder la vista, informó el ministro de Gobierno Sacha Llorenti.”La situación del sargento internado en el Hospital Arco Iris, es preocupante porque está en riesgo de que pierda la vista en uno de sus ojos”, precisó la autoridad, y advirtió que, a pesar de la resistencia de los colonos nuevos que se asentaron en Palos Blancos, las tareas de erradicación continuarán, hasta cumplir los objetivos.El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas Felipe Cáceres García aseguró que la Fuerza de Tarea Conjunta erradicará las plantaciones de coca ilegal en la población de Palos Blancos, y “bajo ninguna circunstancia cesará la erradicación de la coca ilegal en zonas ilegales, donde es prohibido sembrar por ley”.Informó que en Palos Blancos ya se erradicaron 320 hectáreas y restan 80 en zonas y comunidades nuevas, donde los colonos plantaron ilegalmente la coca, infringiendo la ley.El Consejo de Federaciones Campesinas de Los Yungas (COFECAY) respaldó las tareas de erradicación de coca excedentaria en Palos Blancos. “Nosotros como cocaleros tradicionales respaldamos las políticas que viene implementando nuestro Gobierno para erradicar la coca ilegal. Tenemos una responsabilidad compartida de cocaleros y Gobierno en la lucha contra el narcotráfico”, manifestó Félix Barra, secretario ejecutivo de esa organización.Explicó que la localidad de Palos Blancos está “fuera” de la delimitación de los cultivos ancestrales de coca, que trazaron los propios campesinos de Los Yungas, zona tropical del departamento de La Paz.”Nosotros como zona tradicional hemos firmado, hemos trabajado en la delimitación y quiero ser muy franco, muy sincero, Palos Blancos no está contemplado en la delimitación y está fuera de la zona tradicional”, sostuvo Barra.El dirigente de COFECAY instó a los comunarios de Palos Blancos a dejar sin efecto las amenazas de movilizaciones y bloqueo de caminos para impedir el trabajo de la FTC y, por el contrario, potenciar la importante producción de cítricos en esa región.