Productores de coca se enfrentaron hoy a una patrulla de efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) que erradicaban cultivos ilegales en la localidad de Palos Blancos al norte de la ciudad de La Paz. Al menos 26 efectivos resultaron heridos en la refriega y 16 cocaleros fueron detenidos, informó el viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres.

Efectivos de la FELCC y productores de coca de los Yungas paceños se enfrentaron esta mañana en la zona conocida como la Cumbre Marimono en Alto Beni. Los campesinos denunciaron que los policías les lanzaron gases lacrimógenos cuando celebraban una reunión pacífica “en defensa de la coca milenaria”. El gobierno aseguró que los cocaleros hostigaron a la tropa lanzando piedras, dinamita, bombas molotov y hasta tiros de escopeta.

El viceministro Cáceres acusó al presidente del Concejo Municipal de Palos Blancos José Cruz de ser el principal instigador de los hechos de violencia, y mandó a detener a 16 cocaleros, incluidos dos menores edad, quienes fueron trasladados hasta las celdas de la FELCC en La Paz.

Cáceres advirtió que el gobierno continuará erradicando cultivos de coca ilegales hasta cumplir la meta de ocho mil hectáreas en esta gestión. El productor Olegario Sanca declaró que no permitirán la erradicación de sus cultivos y dijo que “preferimos morir antes que aceptar la coca cero”.

En una asamblea de emergencia, los productores de coca de Palos Blancos no descartaron iniciar en las próximas horas el bloqueo en la carretera La Paz-Beni en caso de que la Fiscalía no libere a sus compañeros detenidos en La Paz.

El último enfrentamiento por la coca en el norte de La Paz se registró el 23 de octubre en el municipio de Apolo, provincia Franz Tamayo. Al menos 15 personas resultaron heridas en el choque entre cocaleros que apoyan la carnetización biométrica propuesta por el gobierno de Evo Morales y productores que rechazan la iniciativa. En esa oportunidad, cocaleros de Yaliguara se enfrentaron a productores de coca que bloqueaban la carretera a La Paz.

El 3 de septiembre, en otro choque entre cocaleros y efectivos de la Fuerza Tarea Conjunta (FTC) en el Parque Nacional Carrasco, Cochabamba, tres personas resultaron heridas y otras tres fueron detenidas. Cáceres aseguró que los sublevados no pertenecen a ninguna de las seis federaciones del trópico cochabambino.

“En esta región se tiene que realizar la respectiva erradicación forzosa de los cultivos ilegales de coca, pero unos malos compañeros que no responden a ninguno de las seis federaciones de los cocaleros han usado mujeres para hacer un bloqueo para evitar (que la FTC) ingrese al Parque y evitar así la erradicación forzosa de sus plantaciones de coca”, declaró Cáceres a la Red Erbol.