Un ampliado de las seis Federaciones de cocaleros del Trópico de Cochabamba declaró “persona no grata” al monseñor Tito Solari y le dio 48 horas de plazo para que pida disculpas por involucrar a los niños de la región en hechos ilícitos de narcotráfico. La Fiscalía General inició de oficio una investigación y el gobierno no descarta enjuiciar al arzobispo de Cochabamba por “injurias y calumnias”.

Monseñor Solari es el blanco principal de la mayor embestida del oficialismo contra la jerarquía de la Iglesia Católica, por expresar su gran preocupación por la existencia de “jóvenes de los colegios de secundaria (de Villa Tunari) que salen en la noche para trabajar en el tráfico de cocaína”.

El viernes, el Presidente Evo Morales dijo que detrás de la denuncia “hay una acción política”, y llegó a pensar que “(Solari) es el mejor vocero del Departamento de Estado de los Estados Unidos”. Este sábado, un ampliado cocalero en Lauca Ñ declaró persona no grata a monseñor Solari por involucrar a niños y jóvenes en el narcotráfico, y amenazó con procesarlo ante el mismo Vaticano si no se disculpa públicamente en un plazo de 48 horas.

“Declaramos persona no grata al monseñor Tito Solari por las falsas acusaciones realizadas de manera pública en contra la niñez y juventud del trópico de Cochabamba… Reiteramos nuestra exigencia al monseñor para que pueda pedir disculpas públicas ante la niñez y juventud del trópico de Cochabamba; caso contrario las federaciones del Trópico presentarán una denuncia y proceso ante el Vaticano, máxima instancia de la Iglesia Católica, por discriminación y actitud racista de dicho sacerdote, bajo el marco legal de la nueva Ley contra el racismo y toda forma de discriminación”, señala la resolución cocalera a la que tuvo acceso la agencia ABI.

En el ampliado chapareño, alcaldes, concejales, asambleístas de la región y funcionarios del Poder Ejecutivo criticaron la posición “retrógrada” de “algunos jerarcas” de la Iglesia Católica que se oponen al proceso de cambio, y que fungen como voceros del capitalismo y como “agentes del imperialismo”.

El viceministro de Descolonización Félix Cárdenas denunció que los “curas de Bolivia” están tratando de desestabilizar al gobierno con cualquier pretexto. “Nos están hablando de pobreza cuando ellos viven como chanchos… En la Chiquitanía hay 17 haciendas pertenecientes a los curas, yo he visto (…) que están explotando niños… Se está hablando de las mujeres y están explotando mujeres…”.

“La Iglesia (Católica) es cómplice del racismo y del saqueo… Por qué creen que tienen oro las iglesias, ¿acaso tiene una mina de oro? Eso es producto del robo a los pueblos indígenas”, vociferó Cárdenas en el ampliado cocalero.

“Si no se disculpa en 24 o 48 horas lo vamos a denunciar al Vaticano, porque no ha actuado como un sacerdote, sino como un partido político. De una vez que se meta a filas de un partido político de la derecha y que deje de ser padre con sotana”, arengó el dirigente cocalero Mario Téllez.

El viceministro Cárdenas reveló que “el gobierno está analizando iniciar un proceso penal contra el arzobispo de Cochabamba por matar el futuro de los niños con injurias y calumnias”, y recalcó que “la ley dice claramente que las injurias y calumnias tienen una penalidad de tres años; entonces, el niño que se sienta afectado tiene todo el derecho de iniciar un proceso”.

Falta autocrítica

El ex defensor del Pueblo Waldo Albarracín y el ex vocero del gobierno Alex Contreras sugirieron leer mejor las declaraciones de Solari e interpretarlas en el contexto en el que fueron emitidas.

“Por amor de Dios, no estamos en contra de nadie, estamos preocupados por lo que sucede en nuestras familias, lo que sucede a nuestros hijos y queremos unirnos todos en un esfuerzo común. El Presidente Evo Morales ha manifestado que el narcotráfico es más fuerte que nuestras fuerzas y podemos hacer daño al mismo territorio; debemos generar condiciones para controlarlo…”, clamó el sacerdote la semana pasada.

El propio comandante general de la Policía Oscar Nina confirmó que algunas organizaciones criminales utilizan a menores en el micro tráfico de cocaína, mientras que el gobernador de Cochabamba Edmundo Novillo (MAS) admitió que sí existen niños en el negocio del narcotráfico, aunque se trata de casos aislados.

Semanas atrás, “el mismo Presidente en una asamblea de las seis federaciones del trópico en Lauca Ñ reconoció por primera vez que el problema ilegal en el trópico de Cochabamba está creciendo de manera desmesurada, y les dijo a cerca de un millar de dirigentes que una parte de la coca es desviada al narcotráfico. Solamente entre el 18 de octubre y el 18 de noviembre se han producido cuatro asesinatos en el trópico de Cochabamba, todos relacionados con la Ley 1008. Por esas razones, creo que este tema hay que analizarlo en su conjunto”, consideró Contreras.

“Yo conozco a Monseñor Tito Solari desde hace años, lo recuerdo en la Guerra del Agua el año 2000 al frente de los movimientos policiales junto a varios religiosos y religiosas; creo que desde esa fecha o antes ha tenido un trabajo y un protagonismo muy importante junto a diferentes sectores sociales”, recordó Contreras y precisó que Solari fue uno de los pocos religiosos que visitó al Presidente después de que fue intervenido quirúrgicamente en clínica de la capital valluna.

No es momento de pedir que se eche o se expulse a alguien del país; “se trata de ser sinceros con nosotros mismos y reconocer que una parte de la producción de la coca va al narcotráfico y en esa medida hacer causa común todos para promover una investigación profunda de que niños estén siendo utilizados…”, comentó Albarracín.

El fiscal general del Estado Mario Uribe instruyó la intervención inmediata del Ministerio Público para que investigue la presunta participación de niñas, niños y adolescentes en hechos ilícitos de narcotráfico, y ordenó al fiscal de Distrito de Cochabamba Camilo Medina que realice las acciones y medidas correspondientes, y que en caso de constatar la probable comisión de delitos, realice todos los actos procesales e investigativos y diligencias necesarias.

En caso necesario, Uribe pidió conformar equipo de fiscales para que actúen en forma prioritaria en la conducción y dirección funcional de las investigaciones correspondientes, en cumplimiento del Art. 6 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, que refiere la obligación de promover la acción penal pública toda vez que tenga conocimiento fehaciente de un hecho punible.