La Secretaria de Energía de Argentina anunció el martes el hallazgo de 257 trillones de pies cúbicos de gas no convencional, cantidad suficiente para cubrir las necesidades de energía de su país “durante 100 años”. Se trata de un yacimiento de gas no convencional con altos costos de explotación, por lo que no desplazará al gas boliviano, aseguró el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia Luis Fernando Vincenti.

El director nacional de Exploración, Producción y Transporte de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía de Argentina Miguel Hassekieff destacó que ya se identificaron 46 proyectos de explotación de ese tipo de yacimiento, 34 de los cuales podrían pasar a la etapa de contratos de comercialización.

Vincenti manifestó su satisfacción por el hecho de que Argentina “retome el camino de la exploración y la búsqueda de su seguridad energética, pero hoy por hoy no tiene ninguna posibilidad de reemplazar o de prescindir del gas boliviano”. La autoridad aseguró que “en el escenario de las aproximadamente dos siguientes décadas, el hallazgo argentino no representa una competencia de mercado para el gas boliviano”.

“El hallazgo se refiere a gas no convencional, el Tight Gas. Se trata de una tecnología nueva que solamente está difundida como medio de explotación en Estados Unidos”, explicó el ministro.

El gas no convencional o Tight Gas es de difícil acceso debido a la naturaleza de la roca y la arena que rodean al depósito. Se trata de yacimientos de acceso y extracción mucho más difícil que el gas natural procedente de otras fuentes; las compañías del ramo requieren de un incentivo financiero mayor para desarrollar los proyectos, por lo que el precio final del energético termina siendo no competitivo.

“Hasta que la aplicación de esa tecnología de extracción tenga resultados tangibles en Sudamérica, van a pasar no menos de 10 a 15 años y sus costos de producción van a seguir estando por encima del gas convencional que es el que nosotros exportamos a Argentina”, dijo Vicenti.