Todos los ministros del gabinete y más de dos mil efectivos de las Fuerzas Armadas se desplazaron hasta diferentes puntos del país para iniciar hoy el pago del bono Juancito Pinto a más de 1,9 millones de escolares de primero a octavo grado de primaria de todas las escuelas fiscales. El bono de 200 bolivianos redujo el índice de deserción escolar de más del 5 por ciento en 2006 hasta menos del 3 por ciento en la actualidad.

El bono Juancito Pinto es un incentivo de la Política de Protección Social y Desarrollo Integral Comunitario del Plan Nacional de Desarrollo, que tiene como objetivo evitar la deserción escolar. Juancito Pinto fue un tamborilero de 12 años del Regimiento Colorados que combatió en la batalla del Alto de la Alianza contra el Ejército de chileno y que murió el 26 de mayo de 1880.

El Presidente Evo Morales aseveró que en cinco años de vigencia el bono escolar llegó al 42 por ciento de los hogares bolivianos, sin contar la contribución de los bonos Dignidad para los ciudadanos de la tercera edad y Juana Azurduy de Padilla para las madres gestantes y con hijos menores a dos años.

El Estado gasta cada año 332 millones de dólares en el pago de los tres bonos: 240 millones para los ancianos, 40 millones para las madres y para los niños 52 millones de dólares, equivalentes a aproximadamente 380,9 millones de bolivianos financiados por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (70 millones), por la Corporación Minera de Bolivia (35,3 millones) y el Tesoro General de la Nación (274,8 millones).

El bono Juancito Pinto benefició a 1.085.360 niños de primero a quinto de primaria en 2006; a 1.321.812 alumnos en 2007; a 1.681.135 estudiantes de primero a octavo de primaria en 2008; a 1.804.800 alumnos en 2009, y se espera que en 2010 ayude 1,9 millones de estudiantes, 60 por ciento en el área urbana y 40 por ciento en el área rural. El viceministro de Educación Alternativa y Especial Noel Aguirre informó que el 5% de los beneficiarios padece de algún tipo de discapacidad.

Se estima que el bono Juancito Pinto redujo el índice de deserción escolar de más del 5 por ciento en 2006 hasta menos del 3 por ciento en 2010. Morales dijo que la próxima meta de su gobierno es erradicar la deserción escolar y la extrema pobreza.

El Presidente dijo que su gobierno redujo la pobreza extrema del 37,7 por ciento en 2006 al 20,3 por ciento en la actualidad. En las áreas rurales esos índices bajaron del 42,3 al 30,3 por ciento y del 31,1 al 11,9 por ciento en las ciudades.

El Presidente Morales inició el pago de bono en Oruro, acompañado por el ministro de Educación Roberto Aguilar; hicieron lo propio el Vicepresidente Álvaro García Linera y la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro en Cochabamba, y luego se dirigieron al departamento de Beni junto a la ministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción Nardi Suxo.

Los ministros de Justicia, Gobierno y Economía y Finanzas, Nilda Copa, Sacha Llorenti y Luis Arce, respectivamente, se encargaron de pagar el bono en Tarija. El ministro de Defensa Rubén Saavedra y el viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental Wilfredo Chávez lo hicieron en Chuquisaca. En La Paz iniciaron el pago los ministros de Desarrollo Productivo, de Relaciones Exteriores y de Medio Ambiente y Agua, Antonia Rodríguez, David Choquehuanca y María Esther Udaeta.

Las ministras de Salud y Deportes, de Trabajo y de Defensa Legal, Nila Heredia, Carmen Trujillo y Elizabeth Arismendi distribuyeron el bono entre los niños de Pando;los ministros de Desarrollo Rural, Autonomías e Hidrocarburos, Nemesia Achacollo, Carlos Romero y Luis Vincenti viajaron al departamento de Santa Cruz. En Potosí pagaron el bono los ministros de Minería y de Culturas José Pimentel y Zulma Yugar.

El comando general de las Fuerzas Armadas movilizó por tierra, aire y vías fluviales a más de 2.000 efectivos, entre jefes, oficiales y soldados, para pagar el bono en zonas alejadas.

Con datos de la Agencia Boliviana de Información (ABI).