Damían López López es voluntario del Grupo Jaima Amigos/as de la RASD, una organización cordobesa que apoya la lucha del pueblo saharaui. Con compañeros y compañeras, ha bajado en varias ocasiones a los territorios ocupados. Todos ellos están ahora “realmente estamos preocupados por la reacción del estado marroquí frente a esta protesta pacifica”, la del campamento por la libertad.

P. ¿Qué es el “Campamento por la Libertad”? ¿Cuándo se ha levantado?

R. Hace unas semanas cientos de saharauis salieron de las ciudades ocupadas del Sahara Occidental y organizaron campamentos de protesta. Estos Campamentos los levantaron para poder manifestarse allí, ejercer su derecho de expresión, puesto que hacerlo en las calles del Aaiún u otras ciudades saharauis es realmente jugarse la vida. Cerca de la ciudad ocupada de Bojador, se levanto uno de estos campamentos, pero este fue arrasado por las fuerzas de represión marroquí la noche del pasado 14 de octubre. Este campamento estaba formado por unas 65 tiendas de campaña y cientos de saharauis. Cerca del Aaiún se ha levantado el campamento de Gdeim Izik.

P. Déjame citarte: “un campamento para recuperar la palabra pisoteada, la voz robada de un pueblo; para demostrar que frente a las agresiones, torturas y detenciones ilegales, frente al expolio de los recursos naturales, frente a la injusticia, frente a la pasividad de terceros países, frente a los intereses económicos, frente a la traición y frente al silencio mediático está la palabra, la inquebrantable y pacífica voz del pueblo saharaui”. Déjame preguntarte por todo ello. En primer lugar, ¿por qué hablas de la voz robada de un pueblo?

R. El pueblo Saharaui se ha convertido en un ejemplo vivo de lucha y resistencia pacifica. Todas las resoluciones del Tribunal Internacional de la Haya y del Concejo de Seguridad de Naciones unidas, determinan que el pueblo saharaui tiene el derecho de decidir su futuro mediante un referéndum de autodeterminación e independencia. El pueblo saharaui ha cumplido todas las resoluciones de Naciones Unidas y sigue dispuesto a decidir su futuro mediante ese referéndum, sin embargo el estado marroquí con la complicidad de la comunidad internacional se han encargado de sacar este conflicto de la agenda política internacional. Se han encargado de que los medios de comunicación convencionales hagan un silencio mediático sobre esta injusticia. Han robado la voz al pueblo saharaui por el mero hecho de clamar justicia, y además hacerlo de forma pacífica.

P. Hablas también de tortura y detenciones ilegales. ¿Podrías ser más preciso?

R. El estado marroquí, socio preferente de la Unión Europea, ha instaurado una política de agresiones, torturas y detenciones ilegales a la población saharaui que vive en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Las primeras imágenes de estas agresiones nos llegaron a partir de mayo de 2005 con el inicio de la Intifada Pacifica del pueblo Saharaui en los territorios ocupados. Con la entrada de los teléfonos móviles salieron las primeras imágenes de la represión, de las torturas, de la Cárcel Negra del Aaiún donde hacinaban a presos políticos saharauis.

Estas agresiones a la población civil saharaui se producen a diario en los territorios ocupados del Sahara Occidental. En los últimos meses las agresiones de las fuerzas de represión saharaui se han centrado en los activistas saharauis y en los observadores internacionales que acompañan al pueblo saharaui en su camino.

P. ¿Qué recursos naturales son expoliados? ¿Quiénes son los expoliadores?

R. ¿Por qué Marruecos invadió al Sahara Occidental, enfrentándose a España, a toda la comunidad internacional y al resto de países de la Unión Africana? Porque el Sahara Occidental es un país rico en recursos naturales. Las minas del Bu Craa son una de las minas de fosfato a cielo abierto más grandes del planeta. Esta produce más de 2,8 millones de toneladas de fosfato al año. Este fosfato es llevado en una cinta transportadora de 100 kilómetros de longitud desde la mina hasta el puerto del Aaiún, desde el que es vendido/expoliado a todo el mundo. Esta mina puesta en funcionamiento por la dictadura franquista, y abandonada cuando España abandonó al Sahara Occidental y a su pueblo en 1975, en la actualidad la Explota el estado Marroquí. Los acuerdos de pesca entre la Unión Europea y Marruecos, son sobre los caladeros saharauis, uno de los bancos pesqueros más ricos del mundo. De las 114 licencias concedidas, 100 corresponden a España. Incluso la arena de las playas saharauis es vendida a España para recuperar playas de las Islas Canarias y otras ciudades costeras españolas. La última y más preocupante explotación ilegal de los recursos naturales del Sahara Occidental, es el turismo.

P. Hablas de la pasividad de terceros países. ¿Qué países son esos?

R. La comunidad internacional mantiene un doble discurso con el conflicto saharaui. Por un lado, Naciones Unidas en todas sus resoluciones apoya el derecho de pueblo saharaui a su autodeterminación e independencia. Sin embargo no hace nada para que esto se cumpla. La única misión de Naciones Unidas sin competencia en Derechos Humanos es la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental).

La Unión Europea hace socio preferente a Marruecos, pero le insta a que respete los derechos humanos en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, haciendo especial hincapié en la protección de los activistas saharauis. Un día después de la primera Cumbre entre la UE-Marruecos, activistas saharauis son agredidos en Dajla, el Aaiún y Smara. La Unión Europea no hizo absolutamente nada al respecto.

El posicionamiento del gobierno del estado español apoyando las tesis de Marruecos sobre el Sahara Occidental son además de vergonzosas ilegales, por lo que llegado el momento tendrán que rendir cuentas de esta ilegalidad en los tribunales internacionales.

P. En cuanto a los intereses económicos, ¿qué intereses están en juego?

R. El Sahara Occidental es un país rico en recursos naturales, cada cual tiene bien agarrada su parte del pastel y no quiere soltarla. El verdadero interés que está aquí en juego es la justicia. El Sahara Occidental podría marcar un precedente internacional de cómo se resuelven los conflictos internacionales por la vía pacifica. Sin embargo cada cual a su forma, le pone trabas a este pueblo para empujarle a abandonar la vía pacifica como forma de resolución del conflicto.

P. Denuncias también el silencio mediático. ¿En qué medios estás pensando?

R. Los medios de comunicación convencionales dan la espalda a este conflicto, y cuando lo abordan nos intentan de convencer de que se trata de un conflicto humanitario y no de un conflicto político. Poco a poco televisiones y periódicos de nuestro país le van dando la espalda al pueblo saharaui. El último ejemplo fue el periódico El País con la difusión de un suplemento, el pasado 7 de junio, donde se incluía al Sahara Occidental dentro de Marruecos. Esto va contra la legalidad internacional, y dejo claro que este periódico no es un medio de comunicación sino un negocio sin escrúpulos.

P. ¿Qué desea, qué pide, qué exige “la inquebrantable y pacífica voz del pueblo saharaui?

R. Que se cumpla la legalidad internacional.

P. El campamento, cercano de la ciudad ocupada del Aaiún, se ha levantado con más de 1250 jaimas y más de 10.500 saharauis. ¿Es el POLISARIO quien ha dirigido o abonado esta protesta?

R. El pasado 13 de octubre el presidente de la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD), insto a intensificar y consolidar la intifada pacífica en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Pero esta iniciativa empezó antes de eso.

En los territorios ocupados existen más de 25 organizaciones saharauis clandestinas, que trabajan y están en contacto continuo con los/as saharauis de los Campos de Refugiados y el Frente Polisario.

P. ¿Contáis también con el apoyo de personas representativas como Aminetu Haidar?

R. En los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, en los Campamentos de Refugiados/as Saharauis y en el exilio, existen miles de Aminetu Haidar que cada mañana se levantan para luchar de por su causa. Además de estos hombres y mujeres representativas, cada día más organizaciones internacionales, y observadores internacionales apoyan al pueblo saharaui. En la actualidad, ni un solo país ha reconocido la ocupación del Sahara Occidental por Marruecos, sin embargo 84 países reconocen a la RASD.

P. Habláis de la sistemática violación de derechos humanos cometidas por el estado marroquí contra el pueblo saharaui. ¿Puedes darnos algún ejemplo?

R. Esa seria una lista demasiado larga y triste. Nosotros hemos observado estas agresiones, en junio un joven saharaui que regresaba de una visita a los Campamentos de Refugiados Saharauis al llegar al aeropuerto de El Aaiún, levanto los dedos en señal de victoria y grito Viva el Sahara Libre (en su lengua materna, el Hassania), la policía lo rodeo y por la presencia de observadores internacionales que estábamos allí pudo salir del aeropuerto. Él mismo nos dijo, que cuando nos fuéramos la policía iría por el. Unos días después de nuestro regreso nos mando las fotos, la policía lo secuestro, lo torturo y lo dejo abandonado en mitad del desierto. En esa misma misión de observación las madres de tres jóvenes presos políticos saharauis llegaron con la cara descompuesta a un encuentro que tuvimos con ellas, acababan de regresar de la Cárcel, donde habían ido a visitar a sus hijos. Los tres habían sido torturados ese mismo día por el director de la cárcel. Estas historias se repiten cada día, el silencio las mantiene en la penumbra, pero el olvido nunca podrá con borrarlas, porque un día el Sahara Occidental será un país libre y todos estos crímenes, criminales y cómplices serán juzgados.

P. Habláis también de ocupación ilegal por parte de Marruecos del Sahara Occidental. ¿Por qué ilegal?

R. El Tribunal Internacional de La Haya dictamino el 16 de octubre de 1975, que no existían lazos entre Marruecos y el Sahara Occidental, por lo que estableció que el pueblo saharaui tenía derecho a decidir su futuro mediante la celebración de un referéndum de autodeterminación e independencia. Todas las resoluciones del Concejo de Seguridad de Naciones Unidas, e Informes de los sucesivos secretarios generales de Naciones Unidas establecen que el pueblo saharaui tiene derecho a decidir su futuro mediante la celebración de este referéndum.

P. ¿Están siendo agredidos por la policía marroquí? ¿Han cercado y rodeado el campamento en protesta para impedir el paso de agua, alimentos y medicamentos para las miles de personas que allí estáis instaladas?

R. Si. Hay un amplio dispositivo policial que rodea el campamento. Aviones y helicóptero sobrevuelan el campamento. La policía impide la entrada de vehiculo al campamento. Las personas que intenta de acceder a el, son detenidas, interrogadas, y sus vehículos, agua, alimentos y medicamentos son requisados.

P. ¿Qué creéis que deberían hacer las autoridades españolas? ¿España tiene alguna responsabilidad especial en el Sahara?

R. El Sahara Occidental es la última colonia de África y una página negra de la historia de España. El proceso de descolonización no se ha llevado a cabo, por el simple hecho de que la potencia administradora de este país es España, y esa ha sido una de las peores suertes que corrió el pueblo saharaui. España debería seguir el ejemplo de Portugal en el caso de Timor Oriental, asumir su responsabilidad y exigir en Naciones Unidas la celebración del Referéndum de Autodeterminación e Independencia del Sahara Occidental.

Las autoridades españolas deberían desempolvar, sus principios, su sentido de la responsabilidad, su respeto por la legalidad internacional, y su sentido de la justicia. Aunque claro, tal vez esto sea presuponer que en algún momento lo han tenido.

NOTA EDICION.

Un video sobre el campamento y sus dimensiones puede verse en: http://saharathawra.com/index.php/noticias/59-campamento-de-el-aaiun-15-10