La presidenta del Concejo Municipal de La Paz Gabriela Niño de Guzmán recomendó al Ejecutivo edil evaluar el deficiente servicio que presta la Empresa Pública Social de Aguas y Saneamiento (EPSAS). El alcalde Luis Revilla no descartó la posibilidad de crear una Empresa Municipal de Agua.

Es motivo de preocupación el mal manejo del alcantarillado público en la sede de gobierno. Las falencias de EPSAS provocan mayores riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierras en varias zonas de la ciudad.

El deficiente servicio de EPSAS es el mayor problema identificado por los concejales ën visitas a más de 60 barrios en los últimos tres meses. Niño de Guzmán explicó que la empresa no realiza trabajos adecuados de alcantarillado vecinal, poniendo a la ciudad en mayor riego de deslizamientos de tierra, “como en Bella Vista, donde precisamente las fugas de aguas y pozos sépticos incrementan el riesgo, por ello es necesario poner en agenda este tema; cada día que pasa los riesgos se incrementan”.

El Alcalde dijo que el problema persistirá mientras el gobierno continúe postergando la conformación de una Empresa local de Aguas. “Tuve una reunión con la Ministra de Aguas y me dijo que la conformación de una nueva empresa que debería sustituir a EPSAS, aun no se realiza, porque se están volviendo a evaluar las distintas propuestas”, informó Revilla.

La autoridad anticipó que se propondrá al gobierno central la conformación de una Empresa Municipal de Aguas, porque es precisamente el gobierno edil el que atiende todas las necesidades de la ciudadanía y proporcionar un servicio básico estaría en el marco de sus competencias.

Los concejales también recomendaron acciones preventivas en cuanto al Plan de Prevención de Emergencias, con apoyo de los medios de comunicación a fin de que la ciudadanía conozca en qué consisten las alertas tempranas, según el Concejal Freddy Miranda (MSM).

El Concejal Carlos Ramírez (MAS) recomendó dar mayor atención a la canalización de aguas servidas, especialmente en las laderas de la ciudad.

Para la concejala Denisse Osterman, dadas la condiciones de riesgos permanente en zonas inestables, las familias que habitan esos sitios deben ser desalojadas. El Alcalde, respondió que se están realizando gestiones para que muchas familias, puedan ser tomadas en cuenta en el Plan de Vivienda del gobierno central.