(Agencias).- La Asociación Departamental de Productores de Coca (ADEPCOCA) de Yungas de La Paz suspendió hasta el 5 de noviembre el bloqueo de caminos en Unduavi y Santa Bárbara, que por nueve días mantuvo incomunicada esa zona ubicada al norte de la sede de gobierno.

Gracias a la mediación del defensor del Pueblo Rolando Villena, los dirigentes de la organización cocalera aceptaron iniciar un proceso de diálogo con el gobierno para redactar un nuevo Reglamento de Circulación y Comercialización de Coca en su Estado Natural que reemplace a la norma aprobada por Resolución Ministerial 427 el 13 de agosto de 2010.

El ejecutivo de ADEPCOCA Ramiro Sánchez confirmó que se declaró un cuarto intermedio en las protestas hasta el 5 de noviembre, y adelantó que su sector exigirá la mejora de caminos, servicios de salud y educación y una planta de industrialización de coca, además de 2.000 licencias para comercializar coca y un aumento del cupo de seis a 10 taques de 50 libras cada uno.

La Federación Regional de Volantes a los Yungas (FRVY) informó a la agencia ABI que más de 3.000 afiliados reanudaron el servicio de transporte de pasajeros y carga a las poblaciones de Yungas y del norte de La Paz.