(ABI).- “No podemos vivir de espaldas a Bolivia, y menos de dejar de asistir y ayudar a un hermano sudamericano que necesita salida marítima a sus productos, mientras soluciona su tema con Chile que en algún momento se superará”, dijo el presidente de Perú Alan García Pérez. El presidente peruano y su homólogo boliviano Evo Morales se reunirán este martes en el puerto de Ilo.

En declaraciones a Radio Programas de Perú (RPP), García subrayó que Perú y Bolivia tienen una relación de familiaridad muy grande, y por lo tanto no se pude dejar de asistir a un hermano sudamericano que necesita exportar sus productos por el mar. Señaló que hubo poca cercanía entre Bolivia y Perú por muchas razones, entre ellas algunos aspectos de personalidad o de conflictos sobre adjetivos.

“Pero finalmente Bolivia es un país con el que comerciamos y racialmente con nosotros, especialmente la zona sur, aymara hay una relación de familiaridad muy grande”, subrayó.

El mandatario peruano refirió que no hubo por parte del Perú o Bolivia “un trabajo constante y permanente” para hacer el puerto o embarcadero del país altiplánico en la zona del Ilo en el sur del Perú, como se acordó entre ambos países en 1992.

Indicó que ahora Bolivia tiene muchas cosas más que exportar, y aunque se dice que tiene el yacimiento de hierro más grande del mundo, el Perú tiene en Andahuaylas un yacimiento de hierro más grande que El Mutún de Bolivia.

“Pero Bolivia va a necesitar un puerto por donde sacar su mineral y nosotros estamos en clara disposición, va a necesitar un puerto por donde sacar su gas, nosotros hemos avanzado más en la experiencia del gas, estamos en plena disposición a trabajar con ellos y en las condiciones más favorables a los bolivianos”, dijo el mandatario.

El presidente de Perú, Alan García Pérez, manifestó el lunes que su país “no puede vivir de espaldas a Bolivia”, por lo que es necesario acentuar las relaciones bilaterales con mayor fuerza.

El embajador de Bolivia en Perú Franz Solano consideró que la reunión de los presidentes García y Evo Morales en el puerto de Ilo, región Moquegua, este martes, marcará un hito en las relaciones bilaterales de Perú y Bolivia.

En una entrevista al diario La República, el diplomático señaló que por primera vez se efectuará el denominado mecanismo de diálogo 2 2 aprobado en el 2008 y en el que participarán los cancilleres José Antonio García Belaunde y David Choquehuanca, así como los ministros de Defensa de Perú y Bolivia Jaime Thorne y Rubén Saavedra, respectivamente.Agregó que el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de su país, Ramiro de la Fuente, analiza con su similar peruano temas militares y de seguridad. “Nuestros países se necesitan mutuamente, por eso el presidente Evo Morales llegará a Ilo en busca del afianzamiento, a largo plazo, de la integración peruano-boliviana”, indicó.Solano manifestó también que esta reunión presidencial será muy distinta a las que se llevaron a cabo en años anteriores porque significará, entre otros hechos, la cristalización del acuerdo suscrito en la década del 90?, que permite a Bolivia contar con una zona franca industrial y comercial en Ilo, zona a la que denominaron Boliviamar.”Tenemos una agenda amplia que desarrollar y se requiere soluciones conjuntas bajo los principios de complementariedad y profundización de lazos”, anotó.El embajador de Bolivia reconoció el quebrantamiento de las relaciones bilaterales en los últimos años. Sin embargo, dijo que el presidente Evo Morales ha valorado la relación histórico-cultural que une al Perú y a Bolivia al momento de aceptar la invitación que le hizo llegar el presidente Alan García.”El presidente Morales vio por conveniente estar en Ilo para fortalecer nuestras relaciones y acabar con el distanciamiento que hubo en el pasado”, explicó.Por último, Solano informó que el mandatario boliviano permanecerá en el sur del país sólo el tiempo que le ocupe la cumbre presidencial e inmediatamente retornará a La Paz.El 24 de enero de 1992, los presidentes Jaime Paz y Alberto Fujimori firmaron un acuerdo por el que Perú cedió a Bolivia un espacio de 163 hectáreas de zona franca comercial en Ilo, que incluye cinco kilómetros de litoral. Se dijo entonces que Boliviamar se convertiría en un polo industrial y turístico de importancia. Esto no ocurrió.Tras 18 años de la firma del acuerdo denominado Mariscal Santa Cruz, los presidentes Alan García y Evo Morales han decidido cambiar el destino de esta franja. Ha trascendido que el gobierno boliviano se ha propuesto la creación de una zona económica especial que permita la salida al Pacífico del hierro proveniente de la localidad de El Mutún, a través del puerto de Ilo.