Las luchas de los pobres y los trabajadores, a través de los Movimientos Sociales, lograron penosas y dolorosas conquistas. Dentro de ellas está la “Libertad de Expresión” muy limitada. Pero, esta vez intentan apropiarse quienes les mutilan cínicamente la “Libertad de Expresión” y el libre pensamiento, que es peor. Los que coartan la “Libertad de Expresión”, los que desinforman y hacen gala del manejo de la mentira; hoy se llenan la boca de que son la voz del pueblo y que sin ella no existe democracia. Democracia que también le costó sólo al pueblo.

1. Oportunidad para cuestionarnos seriamente en “Libertad de Expresión”:

Alguna vez se habrán preguntado quienes reclaman “Libertad de Expresión”, el del ¿por qué y cómo se gestó el Protestantismo?, nosotros sí, y llegamos al convencimiento de que se lo gestó porque se desvirtuaba el verdadero contenido de las Sagradas Escrituras. Y a escondidas, se tuvo que profesar la verdad sobre ellas de otra manera. Porque el poder de la Iglesia y del Imperio, quemaban esa verdad torciendo la verdad, en supuesta “representación de Dios”.

Surgió el Protestantismo, contra viento y marea; y la clase dominante volvió a robárnosla esa nueva aspiración sobre la fe, en base a la mentira y la desinformación -aún hoy latente-; evitando la “Libertad de Expresión” que se contuvo como agua en remanso en la profunda fe del pueblo desprotegido, y que no se la arrancaron ni con la inquisición. Sistema de crueldad inventado por los poderosos para el ultraje humano. La mentira, fuente de males condenada precisamente por las Sagradas Escrituras.

2. “La cuestión de fe no se cuestiona”:

Con lo que antecede no pretendemos mostrarnos como estudiosos de las Religiones, mucho menos de sus Sagradas Escrituras. Sino más bien, lo hacemos en la intención de demostrar gráficamente lo que fue el manejo de la desinformación y la mentira, inclusive en “Nombre de Dios”; por quienes ostentando poder abusaron de la buena fe de los pueblos. ¿Acaso Jesucristo no fue vejado, humillado y condenado a morir en la cruz, con el manejo de la desinformación y la mentira?, ¿Acaso no fueron los desinformantes quienes azuzaron a la muchedumbre para juzgarlo injustamente?.

Lamentablemente, entre nuestras modestas investigaciones; no encontramos a los poderosos crueles de tramposa fe -que decidieron la muerte del hijo de Dios- demostrar arrepentimiento. Al contrario, el instinto de que “el fin justifica los medios”, había sido milenario respecto al poder. Entonces, Maquiavelo viene a ser quien hace todo una filosofía de esa premisa respecto a la conservación del Poder del Estado. Pero, la cuestión de fe sobre un Proceso de Cambios, persiste en el inexorable transcurrir del tiempo irreversiblemente.

3. La ley de las contradicciones es el alma de la democracia:

Dentro de la ley natural de las contradicciones, en este caso sobre la fe, éstos, los responsables de las atrocidades milenarias si no se arrepintieron, es porque fueron seguidores del dios del mal, el mismísimo diablo. En tiempos “modernos” son militantes del fascismo vivo. Expresado de otra manera, si hace milenios atrás, los poderosos se apropiaron de la fe Católica y no respetaron las Sagradas Escrituras por conservar el poder para sus barbaridades; en la actual coyuntura “moderna”, la contradicción es similar; los poderosos no respetan la Constitución ni las Sagradas Escrituras, desinforman y manejan la mentira para manosear inescrupulosamente la consciencia del pueblo que arriesgándolo todo buscó y logró un Proceso de Cambios que le mejore sus condiciones de vida.

Además, las Sagradas Escrituras, haciendo abstracción de las prácticas religiosas no recomienda matar, acumular riquezas en pocas manos en desmedro de los pobres y los trabajadores. Por ello es que, millones de seres humanos se preguntan, ¿Dónde está Dios que no nos da una mano para vivir en paz, en condiciones dignas del ser humano como tal?. Y nos respondemos, está entre los pobres y los trabajadores, sin poder romper el poder de la mentira y la desinformación, que provoca muertes a centenares de inocentes, que provoca expoliación del planeta hasta herirla de muerte.

4. En términos sencillo que viene a ser la Democracia en esta coyuntura:

Respetando las concepciones de grandes pensadores; la democracia viene a ser una especie de vehículo, que depende de quién lo conduzca, en una disyuntiva política, económica y social, establecidos en clara contradicción. Es decir, la democracia tiene una tendencia, o una inclinación política e ideológica, pero, en una convivencia de partidos de derecha e izquierda, de ricos y pobres, de explotados y explotadores. Lo importante radica en la determinación racional de las mayorías. Sólo así se comprende el desplazamiento del escenario político de los partidos de derecha: MIR, ADN, NFR, MBL, y otros menores, a través del voto en las urnas. Esto es lo que no entienden los revolucionarios de salón y la derecha reaccionaria.

Las masas avanzan por la vía de la democracia, a través de un Proceso de Cambios, nos guste o no, conducidos por el gobierno del MAS a la cabeza de Evo Morales Ayma y sus colaboradores. Y que para el caso pretende erradicar el racismo y la discriminación en democracia y para bien de todos.

5. Las ofertas de un Proceso de Cambios:

El actual Proceso de Cambios pasa a la historia como una conquista de los pobres y los trabajadores, que conglomerados en masa se movilizaron para sentar precedente en el desarrollo social boliviano. Estos movimientos Sociales han desaparecido al no haber sido dotados de un Instrumento Político que les conduzca a su Estrategia Histórica. Esta falta de conducción hace que las masas no tengan orientación en el real Proceso de Cambios, respecto a sus avances, que gradualmente podrían trasuntarse en un Cambio de perspectiva histórica. La oferta del Cambio está a la vista de todos. Lo contrario, es ver y dejarlo pasar hacia el holocausto, en complicidad con la derecha reaccionaria.

Los propietarios de los medios de producción de la desinformación y la mentira, no es que no entiendan el actual Proceso de Cambios, sino que no lo quieren por ser contrario a los intereses de la oligarquía, del cual son parte, y de las transnacionales. Y al no tener liderazgo ni programa persuasivo, han optados por la vía de la desinformación y distorsión de la verdad. Perversidad propia d ellos. ¿Acaso no fueron duros y mentirosos críticos de los Movimientos Sociales?, ¿Acaso no estuvieron persuadiendo con las políticas de gobiernos neoliberales enlodados en corrupción?. Inclusive, gobernaron y saquearon al Estado.

La Ley contra el racismo y la discriminación, claro que afecta a los propietarios de los medios de comunicación, pero siempre y cuando permitan lo que está prohibido y penado por ley. Para evitar sanción alguna, sus comunicadores, analistas y periodistas deberán desempeñar sus funciones sin contenidos racistas ni discriminatorios, así de simple, porque de lo contrario, también serán pasibles a sanción como cualquier otro trabajador que desobedece la Ley.

¿Acaso el propietario o ejecutivo de una empres, privada o estatal, permite que haga lo que quiere su obrero o empleado?, por supuesto que no. El dependiente no hace nada que no sea con el consentimiento de éstos, o bajo instructiva específica. La libertad de prensa y expresión está quebrantada para los periodistas y trabajadores respecto a la fabricación de la información (desinformación o distorsión de la verdad) por los propietarios de los medios de comunicación o sus ejecutivos. Ahí está, el peligro de la “Libertad de Expresión” y de pensamiento, y la vulneración del código de ética de los periodistas.

6. Falta de responsabilidad histórica de las organizaciones Sindicales y Populares:

Las organizaciones Sindicales y Populares no atinan a cómo conducir lo que les legaron los Movimientos Sociales del “Histórico Octubre del 2003”. Hablan en su nombre, se creen propietarios de los hechos, y ello se va diluyendo en apetitos intestinos y picarescos, no en los cambios por los que arriesgaron las masas. Siendo así, así hablen en idioma nativo, y de nuestras culturas ancestrales, o en términos ultra revolucionarios, lo que están haciendo es robarnos historia, como lo hicieron los de la clase dominante.

Si bien la historia se repite dialécticamente en el transcurrir del tiempo, en diferentes escenarios y con diferentes actores, hoy no nos podemos dar el “lujo” de tirar por la borda un Proceso de Cambios de dimensión continental y hasta mundial. Del cual fuimos parte convencida en su logro y en su desarrollo, sin ser del MAS ni del gobierno. Por ello, no alcanzamos a comprender, cómo las organizaciones no dan la cara frente a quienes se oponen al Proceso de Cambios, hacia una sociedad con “Libertad de Expresión” entre otras aspiraciones.

Los Revolucionarios de Salón, los cuestionadores del Proceso de Cambios, están quietos, atónitos de que los capitalistas estén siendo derrotados por proyectos populares en la perspectiva de la Liberación Nacional.

7. No hay democracia sin “Libertad de Expresión”, de Acción y de Pensamiento:

Los Movimientos Sociales que sufrieron el atropello a sus derechos, y fueron víctimas de la osadía, en dictadura o en democracia; saben que eso cierto, y que, los propietarios fabricantes de la desinformación y el manejo de la mentira, más sus serviles comunicadores y analistas alineados en la derecha, son los menos indicados para dar normas de conducta sobre lo que es y no es defender la democracia y la “Libertad de Expresión”. Rótulo bajo el cual, el pueblo, sufrió una dictadura mediática sin precedentes, un manejo de la mentira que rompe con el espíritu de la ética del periodista que debe informar en apego a la verdad.

Lo que queda claro para todos es que la democracia, la “Libertad de Expresión”, de acción y de pensamiento, no descansan en espaldas de los propietarios de los medios de información, de sus comentaristas y analistas ni en el de los periodistas, sino en las espaldas de los pobres y los trabajadores que soportan la explotación capitalista, y que pese a la adversidad y el papel negativo de los antes mencionados, se les rebelaron en todo tiempo.

También queda claro que, la “Libertad de Expresión” como otro tipo de libertades, tienen un límite, ya sea con los códigos de carácter universal ligados a la fe, nacional o por los de carácter personal, es decir, concibiendo a la “libertad” no en términos absolutos, sino entre lo que se debe y no se debe hacer. Una libertad que no sea perniciosa con los demás. Entonces, que con la Ley Antirracismo, se callará la voz del pueblo es otra mentira inescrupulosa.

8. Las Leyes Instrumentos de Regulación de la Conducta Humana:

Con todo respeto y humildad, nosotros creemos que quizás habría sido mucho mejor estar debatiendo una “Ley contra la Desinformación y la Mentira”. Porque el racismo existe por naturaleza, sin que ello justifique lo que es concebido por la corriente de pensamiento del Fascismo que hace gala del manejo de la mentira y que no admite la igualdad, donde la diferencia, entre otros aspectos, está en lo racial discriminativo. Porque lo que sucedió en los últimos tiempos no es fruto de una especie de bronca racial; del color de la piel o de un “choque de culturas”, sino más bien del reflote tenso del choque de intereses. Entre una perspectiva que se desmoronaba irreversiblemente (Neoliberalismo) y una nueva que afloraba como un Proceso de Cambios en la estrategia de la Liberación Nacional.

Este Proceso de Cambios necesita de la participación consciente y ética de los periodistas y los trabajadores de la prensa, en la línea de lo que nos legaron los Movimientos Sociales del “Histórico Octubre de 2003”. Emancipándose de quienes les exigen hacer lo que no deben hacer, proponiendo por ejemplo:

a) Una nueva Ley de Imprenta, en base al espíritu de la existente que es caduca y obsoleta. Que regule el manejo de la verdad y sólo la verdad, implícitamente en libertad de expresión y de pensamiento. Que no permita degenerar la verdad traducida en el manejo de la mentira. El actual Proceso de Cambios así lo permite, sino, volquemos la mirada a las políticas de carácter social del gobierno en concertación con las organizaciones. No será como uno quiere, pero se avanza.

b) Crear sus propios medios de información con fomento del Estado Plurinacional, para que se conviertan en celosos vigías del actual Proceso de Cambios, en la perspectiva de la Liberación Nacional, para bien de todos. Cambiando de mentalidad, no dejándose chantajear en el manejo de la verdad, por los patrones de la desinformación, cuyos intereses son muy oscuros e intestinos.

c) Organizarse para ser parte de la lucha de la COB, la CSUTCB, FEDJUVE, magisterios, Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, sin olvidar que es ahí donde perduran fuertes resabios de neocolonización ligado a intereses de la oligarquía enquistados en el de las transnacionales. Necesitamos un Periodismo comprometido para las transformaciones históricas garantizando el Proceso de Cambios.

El actual Proceso de Cambios está en manos del gobierno de Evo Morales Ayma, como legado de los Movimientos Sociales, en especial los del “Heroico Octubre de 2003”; pero, su desemboque es responsabilidad de todos nosotros.

¡Los Periodistas y trabajadores de la prensa, no deberían desvirtuar las armas de lucha, propias de los Movimientos Sociales, como la Huelga de Hambre!

Víctor Flores Álvarez

Sucre-12-Octubre-2010