Al citar como fuente un informe de Freedom House, una dependencia de la CIA y del Departamento de Estado que se dedica a la injerencia, el nuevo jefe de la Junta de Gobernadores de Transmisiones de EE.UU. (BBG), el gigantesco norteamericano de propaganda sucia, acaba de confesar que reclamará al Congeso “de 6 a 10 billones de dólares” para ampliar su capacidad ya enorme de difusión de información orientada.

Ex presidente de CNN, ex editor de Time Magazine, presidente del Aspen Institute, Walter Isaacson, el actual jefe del BBG anunció sus planes en un evento para celebrar el 60 Aniversario de Radio Free Europe/Radio Liberty, dos de los más famosos instrumentos de desinformación USA en las décadas de Guerra Fria.

Sin referirse a CNN, FOX y otras transmisoras privadas de propaganda norteamericana que ya sofoquen el planeta, Isaacson agitó el espantapájaros de los “otros países“ que “están intensificando sus esfuerzos para la transmisión internacional” por lo que “el Congreso debe permitirle al Gobierno estadounidense hacer lo mismo”.

“No podemos permitir que nuestros enemigos nos aventajen”, insistió el zar de la propaganda norteamericana para el exterior que señaló a “Russia Today”, “Press TV” de Irán, “Telesur de Venezuela” y por encima de todo a China “que está lanzando un canal de cobertura internacional de noticias las 24 horas” con corresponsales en todo el mundo “y “ha destinado de 6 a 10 billones de dólares para expandir sus operaciones”.

“Nosotros tenemos que ir al Capitolio a solicitar ese monto”, declaró fríamente Isaacson que no se ha enterado que miles de estadounidenses se perdieron la casa, en el medio de la crisis económica más desastrosa desde la Segunda Guerra mundial.

En la BBG, Isaacson maneja unos 700 millones de dólares para dirigir su cadena de medios de comunicaciones que se dedican en prioridad a difamar a quienes se niegan a arrodillarse ante Estados Unidos.

Isaacson es este mismo jefe de BBG que nombró hace poco a Carlos A. García-Pérez, un directivo de la terrorista Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) como Jefe de Radio y TV Marti, las emisoras piratas de propaganda anticubana del gobierno norteamericano.

Pedro Roig, el actual director mafioso de Radio-TV Marti, acaba de entregar su renuncia este viernes 27 de agosto, al propio Isaacson, en el medio de denuncias de amiguismo y de nepotismo.

Radio y TV Marti mienten al difundir informaciones sin fundamento, reconoció hace poco un informe de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano. Además de engañar a su publico, lo que les quita toda credibilidad ante su audiencia esquelética, ambas emisoras usan ”un lenguaje ofensivo e incendiario” que las descalifiquen, subrayó el estudio.

Detalle interesante, en la citada intervención, el jefe de la BBG, al disparar unas ráfagas envenenadas contra Irán y China confesó que sus “ingenieros están abriendo puertas” en la web “con innovaciones constantes y evolución tecnológica”, confirmando que su personal está directamente involucrado en operaciones de penetración a través de la red de redes.