El Senado sancionó, sin ninguna modificación, esta madrugada la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación, en medio de protestas de periodistas que expresaron su preocupación por las sanciones previstas contra medios y comunicadores que incurran en el racismo. Se prevé que el presidente Evo Morales promulgue la nueva norma en las próximas horas.

La nueva ley que recibió el número 747, fue sancionada aproximadamente a las 5 de la mañana, por la mayoría oficialista del MAS.

Como estaba previsto, la oposición minoritaria no hizo ninguna objeción a los primeros 15 artículos de la ley, por el riesgo de ser identificados con la protección al racismo.

Sin embargo, el artículo 16 de la norma provocó un agrio debate, debido a las previstas sanciones para los medios de comunicación. Según la nueva norma “”el medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación”.

El artículo 23, el otro cuestionado, prevé que “la persona que arbitrariamente e ilegalmente, restrinja, anule, menoscabe o impida el ejercicio de derechos individuales o colectivos por motivos de raza, origen nacional o étnico, color, ascendencia, pertenencia a naciones y pueblos indígena originario campesinos o el pueblo afroboliviano o uso de su vestimenta o idioma propio, será sancionado con pena privativa de libertad de tres a siete años”.

El debate terminó cuando el oficialismo planteó la “suficiente discusión”, un mecanismo previsto en el reglamento de debates para acelerar la votación en el Parlamento.

En una maniobra dilatoria, la oposición planteó llevar a referéndum los aspectos polémicos de la ley, aunque el pedido no logró el apoyo necesario.

En algunas ciudades del país, periodistas mantienen una huelga de hambre instalada para evitar la aprobación de la norma. “Se ha coartado la libertad de expresión y ahora puede haber persecusiones”, dijo la senadora opositora Centa Reck. Sin embargo, campesinos y indigenas que llegaron a las inmediaciones de la plaza Murillo, celebraron la aprobación de la norma sin cambios.

El ministro de la Presidencia, Oscar Coca, dijo que la Ley será promulgada a las 9:00.