FTPLP.- La Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz (FTPLP), tras una reunión con el presidente Evo Morales, el martes, destacó la importancia del proyecto de ley contra el racismo y toda forma de discriminación, insistió en que quien difunda ideas racistas sea responsable ante la ley, defendió la Ley de Imprenta y la estabilidad laboral, entre otros aspectos.

El secretario ejecutivo de la entidad sindical, Boris Quisberth, explicó que la cita con el mandatario fue cordial. El Presidente escuchó la postura de los trabajadores y sus preocupaciones respecto a la precariedad laboral que viven la mayoría de los obreros de la información.

La entidad sindical reiteró la propuesta legal de que si algún entrevistado difunde ideas racistas por algún medio televisivo o radial en una transmisión en directo (unidad móvil, despacho telefónico o de handy) la responsabilidad sea de quien emite esas ideas –no del entrevistador o medio- salvo que el medio repita sistemáticamente esa ideas racistas y discriminadoras.

Sobre las multas establecidas en el proyecto, dirigentes de la institución dijeron que estas deberían ir a un fondo social de los trabajadores y respecto a la suspensión de licencias a medios que autoricen ideas racistas sostuvieron que esta medida –en caso de ser aplicada- debería ser gradual y en última instancia, tras un debido proceso y siempre velando por la estabilidad laboral.

Es decir que primero se pueda dar una multa, luego una suspensión temporal de la licencia en señal de advertencia y, en caso extremo, una suspensión definitiva si el medio insiste en promover el racismo y la discriminación. En este último caso radical, la licencia debería pasar a manos de los trabajadores para garantizar el funcionamiento del medio y preservar la estabilidad laboral de sus trabajadores.

La FTPLP también solicitó participar en la reglamentación de la norma.