(ABI).- El presidente Evo Morales interpuso el martes sus oficios para modificar uno de los dos artículos polémicos de la ley contra el racismo y la discriminación, luego de reunirse con organizaciones de periodistas, propietarios de medios y sindicatos de trabajadores de la prensa en La Paz, reveló el portavoz oficial Iván Canelas.

Tras escuchar las mociones de los representantes de la empresarial Asociación Nacional de la Prensa (ANP), Morales hizo las consultas necesarias para sacar de un artículo específico de la ley a los periodistas como tales.

“El Presidente ha interpuesto sus buenos oficios y lo primero que ha solicitado es un informe de los asesores legales y de la posibilidad de modificar la norma en las partes o en la observación que hicieron los empresarios (mediáticos), en que no se involucre a los periodistas en acciones racistas porque esto no tenía nada que ver con la profesión de un persona”, dijo Canelas en una conferencia de prensa dictada en el Palacio Quemado, de La Paz.

En virtú de los oficios expuestos por Morales, el parágrafo 2 del artículo 23 del proyecto de Ley Contra el Racismo y la Discriminación, fue modificado sustancialmente, según Canelas.

Luego que Morales realizara consultas con sus asesores legales y dialogara con los miembros de una comisión legislativa concernida con el tejido de la ley, Morales señaló la posibilidad de efectuar cambios en los sujetos del parágrafo.

Primariamente, el parágrafo en cuestión señalaba que “cuando el hecho (un acto de difusión o discriminación, incluso recurrente) sea cometido por una trabajadora, o un trabajador de un medio de comunicación social o propietario del mismo no podrá alegarse inmunidad ni fuero algunos”.

“En esa conversación que ha tenido el Presidente con los asambleístas se ha establecido que en el artículo 23, en el parágrafo 2, señala ahora que “ningún ciudadano o ciudadana podrá alegar inmunidad ni fuero alguno”, en caso de incurrir en un hecho como el mencionado, precisó Canelas.

Se trata del capítulo difusión o incitación al racismo o a la discriminación que contiene la ley que, tras ser aprobada por la Cámara de Diputados, debe ser tratada, en término de plazo, en el Senado antes de su promulgación por el Ejecutivo.

“El Presidente me instruyó que informe de esta gestión a los empresarios de la ANP y así lo hice. Se ha informado de esta posibilidad de modificar este parágrafo 2 del artículo 23”, afirmó Canelas.

En lo que concierne al artículo 16, el Portavoz dijo que, pese a los esfuerzos del mandatario, por promover alguna modificación en el artículo 16, sobre el que la mayor parte de los medios bolivianos ha descargado su artillería, por contener prescripciones que van desde multas pecuniarias hasta el retiro de la licencia de funcionamiento, las organizaciones sociales promotoras de la norma se oponen en rotundo a la más mínima modificación.

“Los representantes de la ANP han hecho también su observación al artículo 16 de esta norma. Se ha informado de esto al Presidente y, nuevamente, el Presidente, nuevamente se ha movilizado, ha hecho las gestiones correspondientes, ha convocado a los miembros de la comisión, ha interpuesto sus buenos oficios, se ha preocupado de este tema a pesar, reitero una vez más, que esta norma no ha nacido del Poder Ejecutivo”, significó Canelas.

En cabeza del director de Correo del Sur, de Sucre, Marco Dipp y el representante de los propietarios de medios audiovisuales y periódicos bolivianos, la ANP pidió a Morales anular el artículo 16 de la ley.

“Nosotros (por el gobierno) no podíamos aceptar porque no estábamos involucrados en el tratamiento de la ley y (además) no somos parte de una comisión legislativa. Sin embargo no se ha podido lograr un acuerdo sobre este tema, no se ha podido ni modificar siquiera el artículo respectivo, porque la explicación que se nos ha dado es que las organizaciones que han ayudado, han alentado y elaborado esta norma legal se oponen a que se haga una modificación, menos a que se anule este artículo 16”, afirmó el Portavoz.

Canelas refirió que las organizaciones sociales y de derechos humanos que combinaron la ley y que fueron consultadas por el Presidente, plantearon su firme oposición a la modificación del artículo 16.

“Las organizaciones han señalado que no van a aceptar una modificación en este artículo y que están dispuestas también a salir a las calles a hacer conocer su criterio”, advirtió.

En su encuentro con el mandatario, propietarios de medios y periodistas dejaron sentada su posición a favor de la ley contra el racismo y la discriminación y también se pronunciaron contra expresiones xenófobas acuñadas por determinados comentaristas.