Campesinos de la Central Agraria Sector Zongo tomaron este lunes la hidroeléctrica de COBEE y afectaron el normal suministro de energía eléctrica a cuatro ciudades del país. El Ministerio de Gobierno envió 160 efectivos de la Policía para retomar el control de la planta.

Cuatro ciudades del país sufrieron hoy racionamiento de energía eléctrica durante algunas horas. En la Ceja de El Alto el apagón se prolongó por más de tres horas.

La empresa Electropaz y la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) explicaron que los cortes de energía eléctrica en diferentes zonas de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz se debieron a una disminución de la cantidad de energía que habitualmente se recibe de la generadora de COBEE de Zongo.

En las últimas horas de la tarde, un contingente de efectivos de la Policía Boliviana ingresó a la zona de Zongo junto al viceministro de Régimen Interior Marcos Farfán y un representante del Ministerio Público a fin de garantizar el funcionamiento de las generadoras de energía eléctrica.

El corte de servicios básicos constituye un delito grave, por lo que se tomarán las acciones pertinentes para sancionar a los responsables de cualquier medida contraria a los intereses de la población, advirtió el Ministerio de Gobierno en un comunicado.

Las autoridades del Ministerio de Gobierno aseguraron que bajo ninguna circunstancia se permitirá la restricción de los servicios básicos que son reconocidos como derechos humanos en la Constitución Política del Estado (CPE).

Los campesinos de cinco comunidades del valle de Zongo reclaman compensaciones económicas por los daños causados por COBEE a los pescadores de la zona, y el pago de regalías por la explotación de las fuentes de agua. Los habitantes del lugar piden al gobierno nuevas escuelas, caminos y obras para las cinco comunidades.