(ABI).- El jefe de bancada del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), en el Senado, Isaac Ávalos, aseguró el lunes que la Ley de Imprenta no se toca y certificó que no hay nada de una supuesta Ley de Contenidos..

“La ley de imprenta no se toca, ese tema jamás se lo ha considerado a nivel de la bancada del MAS, porque cuando se elabora un proyecto de ley, siempre se consulta y debate entre los asambleístas del oficialismo”, remarcó.

Consultado sobre una supuesta intención del Gobierno de fiscalizar los contenidos de los medios de comunicación a través de una Ley, afirmo que no tiene “conocimiento de esa idea”.

Aclaró que si bien uno de los artículos de la Ley Contra el Racismo y la Discriminación establece sanciones para los infractores contra esa norma, “no implica que se vaya a sancionar a todos los medios y a todos los periodistas”.

“La Ley Contra el Racismo no es para sancionar a todos, sólo a quienes hacen daño, cometen delitos, alientan actos de racismo, discriminan, como pasó en Sucre, en Santa Cruz. Son casos aislados, no todos son malos, sólo son unos cuantos y a muchos de ellos los conocemos”, insistió.

Por su parte, la diputada del MAS Marianela Paco ratificó el lunes que no existe ningún proyecto para cambiar o derogar la Ley de Imprenta vigente desde 1925. “Hubo una sugerencia y una posición de quien les habla de una necesidad de iniciar el debate para regular medios. Eso es diferente a que estemos trabajando un proyecto de ley que no conozco, cuando yo hablo de un proyecto o de un trabajo lo presento públicamente”, señaló a los periodistas.Aseguró que en la comisión que preside no existe “ningún proyecto de Ley que hable de medios de comunicación”, aunque ratificó la necesidad de debatir sobre que tipo de medios quiere el país porque, a su juicio, los medios son fundamentales en una sociedad.La también presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados manifestó que la autorregulación no es unilateral y que los medios de comunicación tienen tres componentes básicos: los propietarios, los trabajadores y los ciudadanos.”Un medio de comunicación televisivo sin sus televidentes no existe, no tiene razón de ser, lo mismo pasa con las radios y lo mismo pasa con los lectores, entonces cuando hablamos de medios de comunicación hablamos de esos tres componentes”, argumentó.Indicó que la autorregulación se debe aplicar desde los propios medios y con la participación social e insistió que “no se trata de cambiar los medios de comunicación”, sino de establecer un marco normativo.