Génova, Italia.- El Salón Naútico Internacional de Génova cumple 50 años y se confirma una vez más como la exposición naval más importante de Europa. Nacido en 1962 sobre una superficie de 30.000 m², era destinado a un público limitado. Desde 1966 ha sido reconocido por el “International Federation Boast Show Organizater” conquistando la “leadership” mundial gracias a la extraordinaria organización de su estructura expositiva.

Este año la superficie supera los 280.000 m² y se han organizado iniciativas destinadas a mejorar la estadía de los numerosos expositores, operadores económicos y turistas que visitan la ciudad.

Los expositores son 1.400, en vitrina se pueden ver 2.300 barcos de recreo, las embarcaciones expuestas directamente en el agua a lo largo de los 27 muelles son 500, el 60% miden menos de 10 metros. El 36% de los expositores son de proveniencia extranjera y las novedades en este salón supera las 500 unidades.

Para un público atento a todos los detalles, el Salón Naútico Internacional ofrece un “TechTrade”, la sección dedicada a los accesorios de la naútica con nuevos materiales y tecnología de vanguardia. Los instrumentos electrónicos para navegar son parte de la tradición italiana.

El Salón del cincuentenario confirma su “lay out”, apreciado por los visitantes que facilita la individuación de los distintos sectores merciológicos y por lo espectacular de su “floating”, 110.000 m² de agua dónde están anclados los super-yates que miden más de 30 metros y los nueve kilómetros de pasarelas sobre el mar.

Un sistema arquitectónico muy práctico de puentes que cubren y unen todos los pabellones hace que se puedan visitar todos los “stands” de modo articulado

No faltan los momentos dedicados a las aventuras por mar como el raid “Las Capitales de la Espiritualidad”, Roma-Jerusalen en lancha pneumática o la empresa, siempre en lancha pseumática, Palermo-Amsterdam, la misma que el Almirante holandés Michel de Ruy realizó en 1670.

En el programa están incluídos espectáculos teatrales y visitas guiadas a la ciudad. Génova llamada la “Soberbia” por esa belleza variada y majestuosa que le proviene del lugar accidentado donde se asienta, es sede de numerosos y suntuosos palacios, de claustros renacimientales, y de la fascinación de una antigua ciudad marinera, que se manifiesta por sus callejuelas estrechas y torcidas.

El Salón Naútico Internacional de Génova se ha convertido durante estos años, en uno de los más grandes e importantes del mundo, superando al de Miami y Dusseldort y es menester recordar que la naútica italiana está al 5° lugar en la graduatoria de los productos italianos mayormente apreciados.