Es importante recontextualizar el escenario político de 2006 a 2008, cuando la oposición que siempre tuvo afanes totalitarios que siempre ha pensado en perpetuarse en el poder de la manera más antidemocrática a través de los mecanismos más bajos que siempre les ha caracterizado.

Primero compra de conciencias (infiltrados en la Asamblea Constituyente, en el Gobierno, que ahora quieren ser Presidentes) luego abanderaron la lucha por la autonomía, luego los dos tercios, luego la capitalidad (que ahora esta claro que no fue propiciada sólo por la derecha de Sucre, sin también por el lobo disfrazado de oveja de La Paz), nuevamente la autonomía usando los sentimientos legítimos de los pueblos toman instituciones a golpes, a palazos, pisotean a nuestros hermanos campesinos en Sucre, matan, exterminan como a moscas a nuestros hermanos y hermanas en Pando, incluido niños y niñas, y muchos otros vejámenes que todos quienes lucharon por este de proceso de cambio han tenido que soportar, por la refundación del país.

Pese a tanta presión, a tanto dolor, se continúo adelante con la aprobación del texto Constitucional, donde varios artículos escritos por el Pueblo Boliviano, no por los Constituyentes, -pues sólo fuimos el lápiz- fueron retaceados en el que alguna vez denominé el “Pacto Congresal”, como el principal tema las tierras, dado que muchos pensamos que a partir de la Constitución Política del Estado Plurinacional (CPEP), la reversión de las tierras no necesitarían más que determinar la superficie máxima de hectáreas, pero que contradictoriamente bajo el principio de irretroactividad se respetan los derechos de posesión y propiedad de acuerdo a ley, lo que implica el respeto al latifundio (art. 399.I CPEP) contra el cual el Pueblo Boliviano a peleado.

Si este tan anhelado sueño de campesinos, indígenas, fue depuesto por uno más grande, el REFUNDAR BOLIVIA, donde la base del Nuevo Estado “sea el respeto, la igualdad entre todos, la soberanía, la dignidad, la complementariedad, la solidaridad, la armonía y equidad en la distribución y redistribución del producto social, donde predomine la búsqueda del vivir bien, con respeto a la pluralidad económica, social, jurídica, política y cultural de los habitantes de esta tierra; en convivencia colectiva con acceso al agua, trabajo, educación, salud y vivienda para todos” (Preámbulo de la CPEP).

Cuan noble igualmente fue el hecho que Nuestro Hermano Presidente Don Juan Evo Morales Ayma, acortó su Mandato Constitucional, para permitir que los bolivianos y bolivianas elijan a una Presidenta o un Presidente, bajo las reglas de la democracia directa, enmarcado en el respeto a la soberanía del pueblo boliviano que se ejerce manera directa (art. 7 de la CPEP) así como el respeto a los derechos políticos al sufragio mediante voto igual, universal, directo, individual, secreto, libre y obligatorio, escrutado públicamente (art. 26.II.2 de la CPEP).

Ahora bien, todos los medios de comunicación del país como a nivel internacional acusan al Presidente de que piensa buscar la segunda reelección, observan de manera descarada que fue él quien se está adelantando a abanderar la misma, cuando sea la verdad dicha, fue “la cadena estadounidense CNN quien realizó la pregunta al respecto de la reelección, y respondiendo a esa pregunta fue que el Presidente Morales indicó que la Constitución “dice textualmente que se acepta una sola elección y una sola reelección”, pero que la actual “es la primera gestión” desde que está en vigor la nueva Carta Magna.

Cuál la finalidad de CNN, que es medio de comunicación servil al imperialismo estadounidense, con sus filiales minúsculas en Bolivia???, generar una polémica en torno a un tema que deberá ser decisión de la soberanía de un Pueblo a través de su derecho al sufragio; pero que ello es aún un debate y una discusión a futuro, para invisibilizar, menospreciar, minimizar el debate internacional del RACISMO en Bolivia, por ello cortaron su derecho a la expresión en CNN, quitándole toda la importancia al análisis que realizaba nuestro Presidente, a uno de los problemas más graves del país que es justamente la discriminación.

En el contexto actual, el tema de la reelección del Presidente Juan Evo Morales Ayma, es por el análisis anterior un falso debate creado para evitar que la comunidad internacional y nacional escuche lo que nuestro Presidente tiene que decir sobre el tema, que se desvíe la atención; pero ya que lo hicieron, valga recordar, que lo que se indicó párrafos anteriores, que se acortó el mandato del Presidente y del Vicepresidente, para dar paso a la elección de nuevos o nuevas Gobernantes del Estado Plurinacional.

Y la tan mencionada disposición transitoria segunda textualmente indica “los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones” lo que permite que sea el Pueblo Boliviano quien defina en una futura elección si elige o no al Presidente a Juan Evo Morales Ayma, para el periodo 2015 a 2020, dado que aún no cumplió ningún mandato, ni el dado por el soberano el 2005, asumiendo el mando en 2006, gobernando sólo hasta 2009, un año antes de cumplir su primer mandato de cinco años; ni el que se le dio el 2009.