(Enlared).- De abril a septiembre de 2010, en el departamento de Santa Cruz se presentó un total de 21.022 focos de calor, un récord histórico en los últimos siete años. Sólo en lo que va de septiembre, se tuvo un acumulado de 5.654 focos; y, ayer miércoles 22, las quemas eran 649, informó a Enlared-Onda Local el Secretario de Seguridad Ciudadana y director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de Santa Cruz, Guillermo Saucedo.

En los mismos seis meses (abril-septiembre), los focos de calor se tradujeron en 60 incendios, que fueron atendidos por los bomberos forestales municipales capacitados por la gobernación de Santa Cruz.

“Hay que diferenciar: hay focos de calor que se producen por quemas en propiedades ganaderas para reverdecer los pastos, por desmonte para extender la frontera agrícola y en áreas protegidas, bosques y reservas forestales que no lo hacen los ganaderos ni los agricultore, sino personas que están depredando”.

Áreas protegidas

El director del COE departamental de Santa Cruz detalló que de los 649 focos de calor registrados ayer miércoles 22, 112 se están produciendo en las áreas protegidas de San Matías (54 quemas), Parque Nacional Noel Kempf (un foco de calor), Parque Otuquis (17), Parque Parabanó (4), Amboró (7); las reservas Ríos Blanco y Negro (23), y Valles de Tucavaca (6).

Saucedo añadió que este miércoles 22 de septiembre en horas de la mañana se ha reportado un nuevo incendio en la Reserva de El Chore y que está siendo atendido por voluntarios de la zona.

“Lo que estamos procediendo es a través de los bomberos voluntarios, esa es la primera reacción y creo la más eficiente, pues ha permitido mantener controlados estos focos de calor”.

Saucedo informó que los focos de calor están afectando a 14 de las 15 provincias del departamento, siendo las más afectadas Ñuflo de Chávez con 181 quemas, y Germán Busch con 116.

“Sin embargo, vale la pena resaltar y recalcar que todos estos focos de calor son los que causan enrarecimiento del aire y que su calidad sea mala, sumado las quemas hacia el norte, Beni y Pando, y la parte fronteriza del Brasil; lo que está contaminando y causando problemas de salud”.