(Enlared).- El lago Titicaca se encuentra con niveles por debajo de los valores mínimos normales para la época y a 15 centímetros de ser declarada la alerta por seguía. Técnicos municipales del municipio de Achacachi alertaron que en el lago Titicaca hoy se practica una sobreexplotación pesquera con el fin de proveer de pescado a los mercados paceño y del interior.

A la fecha, la cuenca cerrada del lago Titicaca se encuentra en alerta verde. La estación de Guaqui, que monitorea todo el sector, reveló que existe una tendencia marcada a la baja y se encuentra con niveles críticos, informó a Enlared-Onda Local el director del Servicio Nacional de Hidrografía Naval (SNHN), capitán Jorge Espinoza.

“El Desaguadero está con niveles bajos. La alerta del lago Titicaca es verde pero actualmente estamos a 15 centímetros de alcanzar una alerta por sequía, esto se debe particularmente a la época y a que los ríos aportantes, como el Suches y otros del sector peruano están con niveles bajos”, dijo.

Espinoza explicó que esta situación se presenta de manera cíclica, aunque no afecta a la navegación: “Esta situación extrema es cíclica, se presenta normalmente entre 8 a 12 años; éste es un año seco con bastantes cambios climáticos que han originado escasas precipitaciones y los aportantes tampoco están cumpliendo la tarea de otros años”.

Sobreexplotación pesquera

El director de la Unidad de Desarrollo Agropecuario de la alcaldía de Achacachi Carlos Limachi explicó que algunas familias pescan incluso los alevines o crías de peces, situación que genera escasez de especies piscícolas, principalmente nativas.

El técnico dijo que la pesca indiscriminada se practica en los sectores de Batallas, Tiquina y hasta en la isla Suriqui.

La autoridad enfatizó que la sobreexplotación de peces pone en riesgo la sobrevivencia de las especies, por lo que pide una norma que regule la pesca, estableciendo meses de veda, a fin de permitir la reproducción.

“No dejan desarrollar a los peces porque están sacando los alevines, lo que más afecta es la pesca indiscriminada de los pesqueros, por eso necesitamos una ley para que los mismos municipios hagamos cumplir”, comentó.

La explotación indiscriminada hoy genera escasez de pescado del Titicaca, lo que se traduce en el alza de su precio.

Según el reporte de radio Atipiri de la red Onda Local, en el mercado alteño una libra de Ispi llegó a costar 12 bolivianos; de Karachi a 10; la trucha está en 20; y el pejerrey, en 22 bolivianos.