(ABI).- Asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) no descartaron el lunes la posible modificación de un artículo del proyecto de Ley Contra el Racismo y Discriminación, que involucra a los a medios de comunicación para hacerla más dura y precisa, aunque el pedido del presidente Evo Morales es aprobarla sin introducir ajustes.

“No estoy muy de acuerdo con el pedido del presidente Morales de no modificar el proyecto de Ley Contra el Racismo, creo que es necesario modificarlo para aclarar y no para conceder, además es necesario endurecerlo y no recargar todo al Reglamento”, remarcó el senador (MAS) Adolfo Mendoza.

Puntualizó que es necesario precisar que esta ley no sólo se refiere a los medios de comunicación y los periodistas; sino que es muy importante y beneficioso para muchos grupos y sectores que son víctimas de racismo y la discriminación.

“La libertad de expresión es para todos, sin excepción, por lo mismo no puede ser monopolio de los medios de comunicación a titulo de la libertad de prensa”, subrayó.

Aclaró que esta es una ley de carácter preventivo, no punitivo.

A su vez, el senador Fidel Surco (MAS) dijo conocer el pedido del presidente Evo Morales para que el Senado no modifique el mencionado proyecto de Ley.

“Esperamos revisar el proyecto, si no hay necesidad de hacer modificaciones, no se modifica y es necesario hacer algunas correcciones hay que hacerlo”, resaltó.

El senador David Sánchez (MAS) sostuvo que “el Presidente expuso su posición, la respetamos y en base ello avanzaremos en su aprobación, además vemos que no genera ninguna agresión a la prensa, eso sí, hay que reglamentarla para despejar susceptibilidades”.

Enfatizó que ya no hay inmunidad para nadie, ni para los parlamentarios, autoridades y tampoco el trabajador de la prensa, porque “todos debemos responder por nuestros actos”.

El senador Freddy Bersatti (MAS), expresó que “cualquier proyecto se puede modificar, pero siempre y cuando los argumentos para hacerlo sean sólidos, además que la Ley contra el racismo beneficia a todos, no sólo a un sector”.

Mientras que el opositor Bernard Gutiérrez de Convergencia Nacional (CV) señaló “Respetamos la palabra del presidente, estamos de acuerdo con la Ley Contra el Racismo, pero rechazamos esa lógica de ordenar, de imponer, de negar el derecho democrático al debate que debe existir en la Asamblea Legislativa”.