“Son los Tribunales de Bolivia, y no su gobierno, los llamados a revisar la sentencia de primera instancia” que afecta al ex Presidente de Bolivia Jorge Quiroga, aclaró hoy el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza, desmintiendo de esta manera a varios medios de prensa bolivianos que informaron que la OEA solicitó al gobierno de Evo Morales que “revise” la “inaceptable” sentencia.

El año pasado, el ex presidente Jorge Quiroga acusó al Banco Unión (BU) de ser un “lavadero de recursos mal habidos” provenientes “hasta del narcotráfico” sin presentar pruebas, y la semana pasada la Justicia boliviana condenó a Quiroga a dos años y ocho meses de cárcel por calumnias e injurias contra el BU.

En una reunión anual de la Corporación Andina de Fomento (CAF) celebrada esta semana en Estados Unidos, el ex Presidente de Bolivia Carlos Mesa preguntó al secretario general de la OEA que opinaba sobre la sentencia contra Quiroga. Según Mesa, Insulza criticó la decisión judicial y pidió al gobierno boliviano que “revise” la “inaceptable” sentencia.

Este viernes, el vocero de la Presidencia Iván Canelas aseguró que Quiroga “nunca tuvo un respaldo a sus reclamos, ni siquiera indirecto, de la OEA”, y lamentó la “penosa manipulación y tergiversación de los hechos” de algunos medios de prensa nacionales que intentaron mostrar que Quiroga tenía respaldo de un organismo internacional.

Mediante un comunicado oficial, la OEA desmintió hoy las versiones de prensa y aclaró la posición del secretario general de esa organización José Miguel Insulza respecto a la situación de Quiroga. El organismo recalcó que no es el gobierno quien debe revisar la sentencia y que “es necesario esperar que los Tribunales de Justicia de ese país, en todas las instancias previstas por la ley, emitan su decisión”.

“Sólo cuando se agoten las instancias internas, y si el ex Presidente Quiroga decide, como lo ha anunciado, llevar el tema a la Comisión o la Corte Interamericanas de Derechos Humanos, corresponderá a éstos conocer de su situación. Ello no ha ocurrido aún y, por lo tanto, cualquier pronunciamiento al respecto es prematuro”, precisó la OEA.