Santiago de Chile, (PL).- Cuatro parlamentarios chilenos miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados se sumaron a la huelga de hambre de 34 indígenas mapuches presos, reclamando una mesa de diálogo entre el gobierno y los representantes de los indígenas detenidos.

Los legisladores Sergio Aguiló y Manuel Monsalve, del Partido Socialista; Hugo Gutiérrez, del Partido Comunista, y Tucapel Jiménez, del Partido por la Democracia, se adhirieron al ayuno de 34 comuneros en un penal de Temuco, región de la Araucanía chilena.

Los 34 presos permanecen en huelga de hambre desde el pasado 12 de julio; exigen procesos judiciales justos y rechazan la aplicación de la ley antiterrorista en sus causas. Demandamos la no aplicación de la ley antiterrorista en nuestras causas judiciales, que se nos procese por la ley común ya que los actos que nos imputan no son de carácter terrorista, subrayaron en un comunicado público circulado el jueves.

Los reos mapuches consideraron insuficiente el anunciado proyecto legislativo que modifica la ley antiterrorista, por considerar no responde a sus demandas de un juicio justo y transparente.

Los legisladores huelguistas fueron desalojados de la cárcel de Temuco por uniformados de la gendarmería de la región. Tras la expulsión del recinto carcelario, se trasladaron a la sede de la Central Unitaria de Trabajadores de Temuco, donde prosiguen la huelga de hambre.

Este viernes la ministra vocera de la presidencia de Chile, Ena Von Baer, calificó de irresponsable la actuación de los legisladores opositores y reiteró el llamado del gobierno a los manifestantes Mapuches para que depongan la huelga de hambre.

En el ambiente legislativo la polarización es evidente. Mientras los representantes de la gubernamental Unión Demócrata Independiente arremetieron contra el hecho, la jefa de la bancada del Partido Socialista, Denise Pascal, y el presidente de esa agrupación, Osvaldo Andrade, lo apoyaron.

“Se necesita la determinación política del gobierno de abrir una mesa de diálogo con los protagonistas de esta situación. La decisión de Aguiló, Monsalve, Gutiérrez y Jiménez es un acto valorable que nos representa y deja de manifiesto nuestra total solidaridad con el pueblo Mapuche”, afirmó la diputada socialista.

Los Mapuches que permanecen en huelga de hambre exigieron hoy procesos judiciales justos y rechazaron la aplicación de la ley antiterrorista en sus causas. A través de un comunicado hecho público en esta capital por la Coordinadora de familiares de los huelguistas, los reos desestimaron la decisión del gobierno de encauzar un proyecto legislativo que modifica la ley antiterrorista.

Ese proyecto no responde a nuestras demandas de un juicio justo y transparente, consideraron los encarcelados, quienes protagonizan un prolongado ayuno desde el pasado 12 de julio. Apuntaron, además, que mantendrán su posición “hasta las últimas consecuencias”.

De acuerdo con el citado texto, la propuesta gubernamental desconoce la naturaleza real de la causa Mapuche. “Planteamos la autonomía, la resistencia, la reconstrucción y la liberación de nuestro pueblo”, sostiene el mensaje.

La víspera el presidente de Chile, Sebastián Piñera, llamó a los comuneros a deponer la huelga de hambre y afirmó que su gobierno elaboró “un proyecto de ley que perfecciona la justicia militar”, al que se sumará otro “que perfecciona la legislación antiterrorista”.

A juicio de Igor Goicovic, director de magíster de Historia en la Universidad de Santiago de Chile, hay un conflicto político en La Araucanía y para solucionarlo se ha recurrido erróneamente a una legislación de 1984 que dictó de manera espuria la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).