(ABI).- Las brigadas de erradicación de coca ilegal desplazadas en la reserva forestal del Parque Nacional Carrasco fueron atacadas con piedras el viernes por la mañana y dos de sus miembros resultaron mal heridos, denunció el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

“Fueron heridos dos efectivos de la Policía Ecológica que brindan seguridad a las brigadas de erradicación”, deploró el funcionario.

De acuerdo con el informe, la fuerza pública detuvo a 3 civiles y los remitió a la jurisdicción del Ministerio Público.

“En el incidente protagonizado por malos compañeros que utilizando a mujeres y niños bloquearon el ingreso al Parque Nacional Carrasco para impedir que los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) cumplan su misión de erradicar la coca ilegal”, denunció Cáceres en conferencia de prensa.

De acuerdo con un informe médico expedido por la policlínica Lourdes, en Cochabamba, uno de los uniformados, cuya identidad no fue proporcionada, enfrentaba la posibilidad de perder parte de uno de los dedos de la mano, machacada por una pedrada.

El otro, cuya identidad tampoco fue revelada, recibe atención en el Hospital de la localidad de Ivirgarzama, en el corazón de Chapare.

Cáceres fue taxativo al pronunciarse sobre la política antidrogas y medioambiental en las reservas ecológicas bolivianas.

“El Gobierno bajo ningún parámetro permitirá asentamientos humanos, peor (aún que) hayan plantaciones de coca en los parque nacionales protegidos por ley como reservas forestales”, subrayó.

Denunció que “algunas personas”, a “título de no poseer tierra ingresaron a los parques como en este caso, a Carrasco, para cultivar plantas de coca y de explotar indiscriminadamente árboles, a sabiendas que son áreas protegidas por ley”.

“Las personas que ingresaron indebidamente al Parque Nacional Carrasco no son afiliados a ninguna de las seis Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba”, aclaró por último.

La FTC ha desplazado a Parque Carrasco a 250 efectivos de las Fuerzas Armadas y la Policía en un intento por erradicar 400 hectáreas de coca ilegal a un ritmo de cinco por día.

Caiga quien caiga

Cáceres advirtió el viernes que en la lucha antidrogas “no hay fueros” y que se aplicará la ley “caiga quien caiga”, a propósito de la detención de Justo Sanga Castro, ex dirigente de la Federación de Campesinos Tupac Katari por narcotráfico.”Para el Viceministerio de Defensa y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico no interesa si es dirigente campesino, de corbata o un familiar, se aprehenderá en la actividad ilícita caiga quien caiga”, afirmó.Sanga, ex dirigente campesino y supuestamente afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) fue aprehendido a principios de semana en la localidad de Lugusmanaya, altura de la carretera Santiago de Machaca, en posesión de 173, 5 kg de pasta base de cocaína procedente del Perú. Junto al ex dirigente, fueron aprehendidos Justo Catunta Ticona y el colombiano Oscar Mauricio Gonzales Zapata.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), informó el viernes que desbarató en la frontera con el Perú a dos organizaciones de narcotraficantes y confiscó 244 kilos 600 gramos de cocaína, valuado en el mercado nacional en 292.800 dólares.Expresó que los organismos de inteligencia antidroga verificaron que la pasta base de cocaína que ingresó del Perú tenía como destino zonas de la Chiquitanía del departamento de Santa Cruz, donde iba a ser cristalizada, y posteriormente enviada a los mercados de consumo del exterior, en especial Brasil, Argentina y Chile.