Sucre, (ABI).- El presidente Evo Morales promulgó el miércoles en Sucre un Decreto Supremo para revertir 33,33% de acciones de la fábrica de cemento Fancesa a la Gobernación Autónoma del departamento de Chuquisaca.

El Jefe de Estado entregó el decreto al gobernador Esteban Urquizo en un acto público en el que reseñó los pormenores de la creación de la fábrica de cemento y la privatización de las acciones que antes pertenecían a la ex Prefectura, ahora Gobernación.

“Esta mañana aprobamos el Decreto Supremo que tiene el objeto de recuperar para el Gobierno de Chuquisaca las acciones de Fancesa”, señaló el mandatario en el acto que se cumplió en el salón principal de la Gobernacion.

El Decreto Supremo revierte el 33,33 % de las acciones que correspondían a la ex Prefectura de Chuquisaca y que “fueron transferidas a la Sociedad Boliviana de Cemento SA (Soboce)”, cuyo principal accionista es el líder de la opositora Unidad Nacional, Samuel Doria Medina.

“El presente Decreto Supremo se constituye en documente suficiente para efectuar el registro de transferencia de las acciones objeto del presente Decreto Supremo a nombre del Gobierno autónomo del departamento de Chuquisaca en el libro de acciones de Fancesa o en cualquier instancia societaria o administrativa”, remarca el artículo 3 del documento entregado por el presidente Evo Morales.

El Jefe de Estado justificó la determinación de revertir esas acciones por un pedido expreso de la Gobernación y del pueblo chuquisaqueño.

” Es obligación del Gobierno escuchar a sectores y regiones para seguir recuperando los recursos naturales porque eso es el proceso de cambio. Misión cumplida”, remarcó el mandatario.

La Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa) fue creada en enero de 1959 en una sociedad anónima entre la Universidad Mayor de San Francisco Xavier, la Alcaldía de Sucre y la extinta Corporación Boliviana de Fomento (CBF), con una participación accionaria de un tercio para cada socio.

La CBF desapareció en 1986 y traspasó sus acciones a la Corporación Regional de Desarrollo de Chuquisaca que también se extinguió en 1996 y entregó sus acciones a la ex Prefectura.

En 1999 en el marco de la política de privatización las acciones fueron transferidas a SOBOCE, en un proceso que fue denunciado como irregular.