(ABI y PL).- El gobierno de Irán aprobó un crédito de 200 millones de euros (254 millones de dólares) para fomentar el desarrollo industrial en Bolivia. La pasada semana el Presidente Evo Morales gestionó en Corea del Sur un crédito de 250 millones de dólares en condiciones favorables. Además, los ministros de Defensa de Bolivia Rubén Saavedra y de China Liang Guanglie acordaron ampliar el protocolo de amistad y cooperación entre las Fuerzas Armadas de ambos países.

Los presidentes de Bolivia e Irán reanudaron las relaciones diplomáticas en septiembre de 2007. El ministro iraní de Industria y Minas Ali Akbar Mehravian anunció el lunes que el presidente Mahmud Ahmadineyad dispuso desembolsar 200 millones de euros de acuerdo a las prioridades y proyectos que sugiera el país, como la expansión de plantas de leche y fábricas de textiles.

La colaboración de Teherán incluye, además, la transferencia de tecnología a Bolivia y la asistencia de expertos iraníes para la exploración de yacimientos minerales y efectuar un estudio y valoración de geología.El Presidente Morales afirmó que los créditos y la cooperación iraní son concedidos sin “ninguna condición” y “es para empezar”. Afirmó que el país puede acceder a créditos de manera “incondicional” porque la política internacional boliviana mantiene buenas relaciones con todos los países del mundo.Anunció que la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro viajará a fines de septiembre a Irán, junto con otras autoridades, para agradecer ese crédito y firmar contratos de ejecución de proyectos.

Por otra parte, el Presidente Morales logró la pasada semana en Seúl un importante acuerdo crediticio con Corea del Sur. “Para Bolivia, Corea del Sur es un país muy importante en lo que hace a sus industrias siderúrgica, de telecomunicaciones y sus centros de investigación tecnológica”, manifestó la ministra Caro.

Explicó que durante la visita oficial del Jefe de Estado a Corea del Sur se firmaron cuatro documentos, el primero para la exención de visas para funcionarios oficiales y diplomáticos de ambos países. Igualmente se refirió a la importancia de un convenio marco de financiamiento por 250 millones de dólares, recursos que están abiertos al país desde este año hasta el 2014, con una tasa de interés de 0,1 por ciento a un plazo de 40 años con cinco de gracia.”Al final del crédito tienen un porcentaje de donación de más de un 60 por ciento, lo que equivale a 150 millones de dólares, una vez que Bolivia cumpla a cabalidad con el pago del empréstito, como es la intención de las autoridades”, dijo. Parte de ese crédito servirá para la construcción de cuatro grandes puentes en varios departamentos, que se sumarán a otras obras con el fin de lograr la integración vial entre occidente y oriente.

La Ministra informó que Morales suscribió en Seúl un Memorándum de Intenciones con el presidente de Corea del Sur Lee Myung-bak para concretar la cooperación técnica de ese país asiático a las investigaciones del programa de desarrollo del litio existente en el salar de Uyuni. “Este es un Memorándum de Entendimiento y da continuidad a visitas realizadas a Bolivia por expertos coreanos de institutos de investigación que mostraron su interés en explotar este recurso”, afirmó.

Señaló que el país asiático “ha emprendido un desarrollo acelerado sin contar con recursos naturales, que Bolivia si los tiene para encaminar el crecimiento nacional tomando varios elementos de la experiencia coreana”.”Bolivia es uno de los países priorizados de Corea del sur en su agenda y, como manifestó el Presidente, lo es para Bolivia, que es poseedora de recursos estratégicos en la minería, por lo que es importante impulsar y fortalecer estas relaciones de manera más profunda para evaluar y definir lo que conviene al país”, dijo.

De otra parte, China y Bolivia sellaron acuerdos en las áreas de defensa, apoyo al desarrollo científico-tecnológico y el establecimiento de contactos culturales. Como parte del llamado Protocolo de Cooperación Bilateral, las Fuerzas Armadas bolivianas recibieron en el último lustro un importante lote de equipamiento militar.

Solo en lo que va de año, Bolivia recibió 37 ómnibus Hinger, 21 camionetas Nissan y 40 motores fuera de borda Yamaha. En 2009 también los militares bolivianos adquirieron dos lanchas patrulleras artilladas y en el 2007, 34 camiones FAW.

Ambos gobiernos han expresado su interés por construir una relación más estrecha, incrementando acuerdos, protocolos y cartas de intenciones, no sólo en el área militar, sino también en materia económica y productiva.