(Enlared y ABI).- En la semana comprendida entre el 16 y el 22 de agosto se registraron 9.367 focos de calor y un área afectada de 637.391 hectáreas. Las quemas se extendieron a 109 municipios, un tercio de los 337 que hay en el país. El 76 por ciento de los aeropuertos del país continúan inoperables por la densa humareda en casi todas las regiones del país, informó la oficina de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA).

De enero hasta el 22 de agosto se han registrado 34.328 focos de calor con una superficie afectada de 2.063.365 hectáreas. El departamento más afectado es Santa Cruz, con el 67% de las quemas, según el último reporte de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT).

En lo que va del año, Santa Cruz registra 18.217 focos de calor, con una superficie dañada de 1.071.638 hectáreas. Le sigue Beni con 14.826 focos de calor y una superficie afectada de 913.246 hectáreas.

Las quemas alcanzaron a 109 municipios: 44 en Santa Cruz, 18 en Beni, 14 en Cochabamba, 11 en La Paz, 8 en Tarija, 6 en Chuquisaca, 4 en Pando, 2 en Potosí y 2 en Oruro. En Santa los municipios más afectados son San Ignacio de Velasco, con 1.875 quemas, San Matías con 1.208 y San Rafael con 817.

Del 16 al 22 de agosto, Beni tuvo 2.799 focos de calor (29%), y más de 186.879 hectáreas afectadas; los municipios más damnificados son Santa Ana del Yacuma, con 500 quemas, Exaltación con 440, y Santa Rosa con 267.

En La Paz se detectaron 113 focos (1%) con una afectación de 8.157 hectáreas, siendo las regiones más dañadas Ixiamas, con 91 quemas, Guanay con 5 y Sorata con 4.

Municipios en emergencia

Hasta el 18 de agosto cuatro municipios del oriente del país se declararon en emergencia a causa de los incendios: Riberalta en Beni, Puerto Rico en Pando, y San Ignacio y El Puente en Santa Cruz. Informes preliminares dieron cuenta de al menos 57 viviendas destruidas por el fuego.

En el municipio de Riberalta, las autoridades determinaron pasar de la alerta naranja a la alerta roja, por el incremento de las quemas y sus efectos, informó a Enlared-Onda Local la oficial mayor de Desarrollo Productivo, Anahi Llanque. De 255 focos de calor registrados hasta el 4 de agosto, al 13 del mismo mes el número se incrementó a 850; la comunidad más afectada es Cachuela Esperanza, donde el fuego arrasó con 25 viviendas y 200 hectáreas de bosque.

Similar situación se registró en el municipio de El Puente en Santa Cruz. Informes preliminares señalan la destrucción de 27 viviendas en la comunidad de La Cachuela. El concejo municipal determinó declarar como zona de desastre a la comunidad; además de decretar la emergencia municipal.

En San Ignacio de Velasco, el jefe de la Unidad Forestal, José Sturzl, informó que cinco viviendas fueron alcanzadas por las quemas. En el municipio a la fecha, registraron más de 200 focos de calor, los que amenazan con llegar a zonas pobladas.

En el caso del municipio de Puerto Rico, en Pando, su alcaldesa Rita Modesta Rueda declaró la emergencia municipal, pues el incendio al momento arrasó diez mil hectáreas de tierra y estaría “cercando” la reserva Manuripi. “Este foco es el más grande que existe en este momento, la fuerza humana no es suficiente para apagar el fuego y con los vientos la cobertura se ha ampliado”, remarcó.

Aeropuertos inoperables

“Por los incendios que hay en la mayor parte del país tenemos el 76 por ciento de nuestros aeropuertos inoperables por falta de visibilidad en los vuelos. Esta actividad nos está limitando las operaciones en 29 aeropuertos hasta las 9 de la mañana y solamente uno se ha habilitado hasta las 10 de la mañana”, informó Roberto Catacora, responsable de Meteorología de AASANA.AASANA realiza controles permanentes en los 38 aeropuertos del país. La situación es más crítica hasta el momento en Trinidad, que solamente tiene 800 metros de visibilidad, junto a otros 28 que se mantienen cerrados.Catacora señaló que se esperaba que un frente frío se acerque al país para despejar la visibilidad en el cielo, pero se convirtió en una masa de aire que ingresó desde el norte y que ha incrementado la humareda, lo que puede ocasionar mayores problemas de visibilidad.

Catacora dijo que desde hace una semana se mantienen restringidas las operaciones en algunos aeropuertos, la mayor parte en el oriente boliviano, y la perspectiva en los próximos días es que tienda a acrecentarse la humareda, por lo que continuarán cerradas algunas terminales aéreas.

Entre los aeropuertos que tienen restringidas sus operaciones se encuentra los de Cobija, Reyes, Rurrenabaque, San Borja, Trinidad, Guayaramerín, Magdalena, Riberalta, San Joaquín, San Ramón, Baures, Santa Ana, Santa Rosa, San Ignacio de Moxos, Concepción, San Ignacio de Velasco, San Matías, San José, Valle Grande, Roboré, Puerto Suárez, Camiri, entre otros.