(PL y ABI).- La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) eligió a tres de seis vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que sustituye a la Corte Nacional Electoral (CNE) en la administración de los procesos electorales durante los próximos seis años. El séptimo integrante titular será designado por el Presidente Evo Morales.

De los 166 diputados y senadores, 124 estuvieron presentes en la elección. Las bancadas opositoras de Unidad Nacional (UN) y Convergencia Nacional (CN) abandonaron el hemiciclo parlamentario, antes que se inicie la elección de los vocales electorales, en rechazo a formar “a medias” la cabeza del TSE, el cuarto Poder del Estado boliviano.

“Lo que pretende hacer el MAS es elegir provisionalmente tres a cuatro vocales, esto impediría constituir como establece la Ley un Tribunal que le dé la vida institucional a este nuevo Poder del Estado, cómo es posible que el MAS nos plantee una constitución parcial”, argumentó el senador de CN Bernard Gutiérrez.

Según el presidente de la Asamblea y también Vicepresidente del país Álvaro García, en la primera votación decidieron sobre tres vocales, pero en un segundo intento no se alcanzó la votación necesaria para completar ese equipo de expertos. La nómina de vocales del TSE debe incluir por lo menos a tres mujeres y, mínimo, dos personas de origen indígena originario campesino.

En una primera vuelta, los congresistas eligieron por más de dos tercios de voto a Valentín Zuna, Ramiro Paredes y Wilma Velasco, quienes junto al designado por el Ejecutivo componen el quórum necesario para que el TSE comience a funcionar, posiblemente, desde el lunes de la próxima semana, acotó García. Adelantó que los cuatro vocales electorales serán posesionados en las próximas horas.

Wilma Velasco Aguilar nació en Catavi, Potosí, en 1956. Estudió en la Normal Superior Enrique Finot en la especialidad Lenguaje y Estudios Sociales y Derecho en la Universidad Gabriel René Moreno. Obtuvo posgrados en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, Universidad Diego Portales Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Santiago de Chile, Instituto Interamericano de Derechos Humanos de San José, Universidad de Alcala, España y Universidad Andina, entre otros.

Trabajó como docente en la UMSA y en la Universidad privada Franz Tamayo, y ocupó diversos cargos en la Defensoría del Pueblo, Lotería Nacional de Beneficencia y Salubridad, Corte Departamental Electoral, Viceministerio de Educación Alternativa, Instituto del Consejo de la Judicatura y en los Ministerios de Justicia y Educación.

Ramiro Paredes Zárate nació en la provincia Sud Yungas de La Paz en 1957. Es economista titulado en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y obtuvo postrados en la Universidad Alberto Hurtado de Santiago de Chile, en el Centro Internacional de Perfeccionamiento Profesional y Técnico de Turín, Italia; Universidad Los Andes – Coady Internacional Institute – St. Francis Xavier University Antigonihs Mérida, Venezuela; Universidad de los Andes de Colombia, y en el Instituto para el Desarrollo de Empresarios y Administradores (IDEA).

Prestó diversos servicios en la Federación Nacional de Cooperativas Mineras, Fondo Minero de Inversión (FOMIN), Comibol, Fundación Inti Raymi, Corte Departamental Electoral de La Paz, Comisión de Minería y Metalurgia de la Cámara de Diputados y fue docente en la Universidad Loyola.

García Linera indicó que los asambleístas convinieron en lanzar una nueva convocatoria para elegir a los tres vocales restantes del TSE. La presidenta de la Comisión Mixta de Constitución de la ALP Mirtha da Costa informó que la convocatoria a nuevos postulantes se lanzará la nueva convocatoria a más tardar hasta el próximo martes 17 de agosto.

Para integrar el TSE, los candidatos no pueden tener cargo o sentencia judicial, ni pertenecer a partidos políticos o haber sido dirigente de alguna fuerza en los últimos cinco años. Los postulantes deberán además renunciar de manera expresa y pública a integrar cualquier logia o cargos directivos en empresas extranjeras que tengan con el Estado. Esos aspirantes a vocales tampoco podrán ser miembros activos de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional. En esta ocasión, de manera excepcional, no se tomará en cuenta la obligación de hablar dos idiomas oficiales.

La Comisión Mixta de Constitución también comenzará a elaborar el proyecto de ley para postergar la elecciones de autoridades de la Corte Suprema Tribunal Constitucional, Concejo de la Magistratura, Tribunal Agroambiental previsto para el 5 de diciembre. Habrá un retraso de por lo menos 90 días con relación la fecha inicialmente prevista, y es muy probable que se cumpla en la primera quincena de abril de 2011.

El fin de la CNE

La elección de los vocales del naciente TSE, el cuarto Poder del Estado boliviano, rompe la nefasta tradición de las roscas y pequeñas oligarquías que se repartían los “grandes” cargos públicos en el pasado, aseguró García Linera.

“Esta es una elección histórica, esta elección no se la ha cocinado en función de apellidos notables. En esta elección, por primera vez, los bolivianos, los que sean ni los conocemos, han cumplido requisitos y tienen derecho (a ser elegidos) como cualquier ciudadano”, sostuvo. “Lo que se requiere son trabajadores honestos, bolivianos que quieran a su patria para servirla”, añadió el mandatario, al aclarar que los 11 finalistas, de los casi 80 postulantes a vocales del TSE, respondieron a una convocatoria pública.

“Es tiempo de los pueblos, es tiempo de la gente sencilla, y sintámonos orgullosos de que los grandes órganos del Estado, desde la Presidencia hasta su Asamblea y ahora el Órgano Electoral, están en manos de personas sencillas”, argumentó García Linera.

La CNE llega a su fin tras 19 años de actividad para dar paso al TSE, afirmó el jueves el presidente de esa entidad Antonio Costas, en un acto en el que entregó su informe de gestión. El acto se realizó en la sede la CNE con la presencia de las vocales Amalia Oporto y Roxana Ibarnegaray, representantes del cuerpo diplomático, de organismos cooperantes y funcionarios de esa entidad.

“Hoy nos toca cerrar las actividades de esta Corte Nacional Electoral, que por mandato de Ley será ahora Tribunal Supremo Electoral luego de 19 años de vida”, remarcó y agregó que transcurrieron más de 18 años, desde 1991, cuando por una decisión política y tras una profunda crisis institucional nació la Corte Nacional Electoral, conformada por notables ciudadanos presididos por Huascar Cajías.

“Ellos tuvieron la difícil misión de organizar y poner en marcha esta institución que ha sido baluarte para la consolidación de la democracia, hasta posibilitar las profundas transformaciones que vive nuestro pueblo”, subrayó.

Indicó que se destacan importantes tareas de la CNE: el nuevo padrón biométrico, las elecciones presidenciales y los comicios regionales. “El corolario de todo este esfuerzo fueron las elecciones departamentales, municipales y regionales del Chaco el 4 abril de 2004, que han generado mayor complejidad para la CNE”, resaltó.

La CNE deja como herencia una organización baluarte de la democracia, “que se ha constituido en Poder, por derecho propio”. “Dejamos un ahorro patrimonial mayor a los 13 millones de bolivianos y en activos más de 298 millones”, precisó.

La vocal Roxana Ibarnegaray, dijo que una de las etapas más intensas de la actividad electoral y los hechos más significativos se dieron entre abril de 2009 y julio de 2010. Recordó que desde de la elección presidencial de 1985, primera después de la recuperación de la democracia en Bolivia, hasta junio del 2010, transcurrieron 25 años de actividad y de funcionamiento permanente.

En esos 25 años se administraron 26 procesos electorales, siete elecciones presidenciales, nueve elecciones municipales, dos elecciones de prefectos, cinco referendos, una elección de constituyentes, una elección departamental y una elección regional, experimentado el desarrollo continuo y demostrando sólidas capacidades para enfrentar períodos de crisis”, destacó.

De acuerdo con la actual vocal Roxana Ibarnegaray, en la primera gestión de la CNE se desarrollaron dos elecciones nacionales (1985-1989) y tres municipales (1985, 1987 y 1989). En el segundo mandato electoral organizó tres comicios generales (1993, 1997, 2002) y cinco municipales (1991, 1993, 1995, 1997, 1999).

En la tercera etapa, desde el año 2003 hasta el 2008, se administraron las elecciones generales del 2005, las municipales del 2004, las elecciones de prefectos en el 2005 y el 2008.

También fiscalizaron tres referendos, uno por el gas (2004), otro por LA autonomía departamental (2006) y uno revocatorio de mandato (2008).

Asimismo se organizó y realizó la elección de miembros de la Asamblea Constituyente (2008). Del 2008 a la fecha, se administraron cuatro procesos; elección general (2009), departamental (2010), municipal (2010) y el referéndum de aprobación de la Constitución Política del Estado (2009).