Santa Marta, Colombia, Brasilia, (PL).- Colombia y Venezuela avanzaron hoy en la superación de la crisis bilateral al restablecer sus relaciones diplomáticas. Así se anunció en una declaración conjunta al término de una reunión entre los presidente Juan Manuel Santos y Hugo Chávez en Santa Marta, capital del departamento Magdalena, Caribe colombiano.

En sus primeras declaraciones tras el encuentro, Santos sostuvo que el diálogo con su par venezolano tuvo como principal eje la sinceridad y calificó las conversaciones de muy positivas. Según recoge el citado documento, leído ante la prensa, el acuerdo para avanzar en la recomposición de los vínculos totales tiene como base la transparencia y el principio de no injerencia en asuntos de los otros Estados.

Igualmente se acordó la creación de cinco comisiones para evaluar la problemática entre ambos países, una de las cuales tiene que ver con los compromisos contraídos por Venezuela con los exportadores colombianos antes de la ruptura total de las relaciones el pasado 22 de julio.

En tanto las otras comisiones están relacionadas con un acuerdo de complementación económica, un plan de trabajo para inversión social en la frontera, desarrollo conjunto en obras de infraestructura y una encargada de la seguridad en zona limítrofe común.

La reunión de este martes fue posible luego que los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Nicolás Maduro, allanaran el camino en un encuentro sostenido el domingo en Bogotá.

Asimismo, la cita comenzó con retraso, cuya sede fue la quinta San Pedro Alejandrino, última morada del Libertador Simón Bolívar, en la que también estuvo presente el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), Néstor Kirchner.

A su llegada a Santa Marta, Chávez subrayó que vino al encuentro “con el amor y el corazón por delante a comenzar pacientemente a reconstruir lo que fue desmoronado, pero contamos con bastantes recursos para construir unas buenas y nuevas relaciones entre Colombia y Venezuela”. Después de todos estos avatares, a pesar de todo, Colombia, vengo a ratificarte mi amor que será eterno, agregó.

Por su parte, Santos, quien se posesionó el pasado sábado, señaló antes del encuentro confió en que las relaciones “entre dos países hermanos, como son Venezuela y Colombia, se puedan restablecer y se puedan restablecer sobre bases firmes y perdurables”.

El estadista venezolano apuntó que lo más importante es el restablecimiento de la confianza entre ambas naciones. Hemos decidido restablecer plenamente las relaciones diplomáticas y políticas, a pesar de la gravedad de las cosas que ocurrieron, expresó. “Usted (Santos) dijo que había eliminado la palabra guerra de su diccionario, pues yo también, presidente”, agregó. Chávez también aseguró que la Revolución Bolivariana no constituye ningún peligro para Colombia. “A Colombia le conviene una Venezuela sólida”, acotó.

El gobierno brasileño expresó hoy gran satisfacción por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia. En una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores, el gobierno brasileño felicita a sus pares de Colombia y Venezuela por la decisión “que abre oportunidades para retomar el dinamismo y el entendimiento que históricamente caracterizaron las relaciones entre los dos países”. “Brasil también saluda la decisión por la importancia del diálogo entre Caracas y Bogotá para el avance de la integración suramericana”, subraya el texto.

En ese contexto, apunta, el gobierno brasileño manifiesta su aprecio por la gestiones emprendidas por el Secretario General de la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), Néstor Kirchner, para la promoción del entendimiento entre Venezuela y Colombia. Brasil reitera su disposición a seguir cooperando, por medios bilaterales y en el ámbito de la UNASUR, con las autoridades venezolanos y colombianas para consolidar la nueva etapa de diálogo, en beneficio de la paz y de la prosperidad regionales, concluye la nota de la cancillería brasileña.

El presidente Hugo Chávez aseguró que su gobierno no apoya ni permitirá la presencia de grupos guerrilleros colombianos en su territorio, tras anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Bogotá y Caracas.

Pidió a Santos que no se siga acusando desde Colombia a Venezuela de apoyar a grupos armados ilegales, imputaciones hechas por la administración del ex presidente Álvaro Uribe, las cuales derivaron en la ruptura total de las relaciones tras ser rechazada y calificadas de falsas por Caracas. “Presidente, cuente con mi amistad, cuente con mi apoyo”, dijo el mandatario venezolano a su homólogo.