Los países del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) comprarán el próximo año productos textiles bolivianos por un valor de 30 millones de dólares, acordaron los dignatarios de Estado de ese bloque comercial en la XXXIX Reunión ampliada del Consejo Común del Sur en la ciudad de San Juan, Argentina, el 3 de agosto de 2010.

El 16 de diciembre de 2008 los presidentes del MERCOSUR aprobaron Medidas de Apoyo y Solidaridad con Bolivia, autorizando la importación de confecciones bolivianas sin pagar aranceles. En este marco se suscribieron protocolos con Brasil por 21 millones de dólares y con Argentina por 9 millones en ALADI, flexibilizando las normas de origen para que micro y pequeños productores puedan exportar a esos mercados confecciones con tela importada.

El cuerdo contribuye a paliar las dificultades económicas y sociales que implicaban para Bolivia la pérdida en 2008 de las preferencias arancelarias de sus manufacturas, según una ley que unilateralmente dejó sin efecto Estados Unidos.

En la Declaración de San Juan, los presidentes del Mercosur ratifican su decisión de absorber 30 millones de dólares de producción textil de Bolivia para subsanar al menos parcialmente la pérdida del mercado norteamericano.

El párrafo 24 de la Declaración de San Juan firmada hoy por los presidentes de los países miembros del Mercosur indica: “Expresaron la importancia de continuar implementando medidas concretas de apoyo a Bolivia, en vista de las dificultades económicas y sociales, que significa la pérdida de acceso a mercados por la suspensión unilateral de las preferencias arancelarias extra-regionales, y determinaron la continuación de las medidas adoptadas para que sus países absorban en el año 2011 un monto de hasta 30 millones de dólares en exportaciones bolivianas”.

Brasil es el comprador de textiles más importante de la región: importa alrededor de 3,5 miles de millones de dólares de textiles del mundo mientras que Argentina importa 1,3 miles de millones.