La semana pasada el ministro de Gobierno Sacha Llorenti anunció que procesará al ciudadano alemán Dirk Schmidt por hacerse pasar como coordinador de su despacho en Santa Cruz. El 27 de julio Smith demostró con documentos que fue contratado como informante del Estado y al día siguiente su abogado defensor probó que Llorenti estaba enterado de todo. El alemán trabajó con el ex viceministro de Régimen Interior Gustavo Torricoy con el director de Régimen Interior Edgardo Vásquez, destituidos por Llorenti el 16 de julio y el 28 de julio, respectivamente.

Schmidt fue contratado por el Ministerio de Gobierno para brindar servicios de seguridad al Estado, demostró su esposa Karina Flores Villa, ex concejala del MAS en Porongo. Flores presentó los memorándums de designación de su esposo, el primero fechado el 12 de noviembre de 2009y firmado por Edgardo Vásquez Tapia, y el segundo del 28 de mayo de 2010 firmado por el ex viceministro de Régimen Interior Gustavo Torrico.

El propio Schmidt reveló en una carta que en2008 fue contratado para evitar una toma física del Comando de la Policía y un cerco campesino en la capital cruceña, en coordinación directa con el viceministro de Gobierno Marcos Farfán. En 2010, fungió como coordinador del operativo de desalojo de extranjeros de tierras en provincias de Santa Cruz y Beni.

El 8 de julio, la Policía allanó el domicilio de Schmidt, incautó armas y municiones, y lo recluyó en la cárcel de Palmasola, imputado por el delito de alzamiento armado. Llorenti dijo que el alemán tiene “varios antecedentes penales por tráfico de armas y falsificación de pasaportes”. Poco tiempo después, el 16 de julio, Gustavo Torrico fue destituido y reemplazado por Marcos Farfán.

El flamante viceministro Farfán dijo desconocer si la destitución de Torrico tenía algo que ver con el caso del alemán y reiteró que el Ministerio de Gobierno nunca emitió memorándums de designación de Schmidt para ningún tipo de función pública.

Sin embargo, el abogado defensor Adhemar Suarez presentó hoy una carta enviada el 21 de julio del 2010 por el director del INRA Juan Carlos Rojas al ministro Llorenti, en la que le informa sobre los servicios prestados por Schmidt al Ministerio de Gobierno. Este documento demuestra que Llorenti sabía que Schmidt trabajaba para el gobierno, recalcó Suarez.

Este miércoles, Torrico desmintió a las autoridades en función de gobierno y confirmó que el alemán prestó servicios al Estado. “Yo nunca he negado que conozco al señor Schmidt desde principios de 2005, me lo presentó su esposa Karina, que era concejal nuestra en Porongo. A partir de ahí hemos mantenido una comunicación esporádica, unos cuatro o cinco llamados en todo ese proceso, los cuales eran una base de información que no servía”, declaró el ex viceministro la prensa.

Torrico reveló que cuando llegó al Viceministerio de Gobierno vio algunos informes que tenían como fuente a Schmidt, “que ya venía trabajando bastante tiempo transfiriendo información”. La ex autoridad admitió haber extendido una nota delegando a Schmidt como su asistente personal en el departamento de Santa Cruz para realizar gestiones relativas al relevamiento de información para seguridad del Estado, pero precisó que no le asignó un ítem como funcionario del Estado.

Torrico tildó de “necios” a quienes acusan al alemán de alzamiento armado, sabiendo que “hasta ollas ha conseguido para la Policía y a sabiendas que coroneles, policías, militares, fiscales paraban en la casa del señor, a veces en parrilladas, y a veces hasta usaban sus armas de caza, porque el señor Smith es miembro del club de caza y pesca en Santa Cruz. Antes de acusar de alzamiento armado, por favor leeremos el código qué es alzamiento armado. Uno puede tener esas armas de caza y pesca, que por lo que sé están totalmente registradas”, criticó el ex viceministro.

“Me parece que en algunas cosas no se está diciendo la verdad, se están diciendo medias verdades. Respeto todo lo que hace mi gobierno, tengo lealtad absoluta con mi Presidente Evo Morales y con mi Vicepresidente, pero las cosas deben decirse como son”, comentó Torrico.

El presidente de la brigada parlamentaria cruceña Jorge Flores solicitará un informe escrito al ministro de Gobierno y después, a través de la Comisión de Constitución, citará al ex viceministro Torrico para que aclare cuáles eran las funciones del alemán. “Se tiene que investigar quienes le pagaban, qué trabajo realizo y una serie de cuestionamientos”, dijo Flores.

“Si hay algún tipo de irregularidad la vamos a inmediatamente corregir y sancionar al que cometió las irregularidades, seremos muy drásticos”, advirtió el Vicepresidente Álvaro García Linera.