Washington y México (PL).- La juez federal de Phoenix Susan Bolton ordenó hoy el bloqueo de varias secciones de la ley SB 1070, previo a su entrada en vigor este jueves en Arizona, dejando en suspenso las partes más controvertidas de la polémica ordenanza, entre ellas los mandamientos judiciales arbitrarios contra las personas atendiendo solo a su perfil racial, informó el diario The New York Times.

También quedará pendiente la disposición que obligaría a los inmigrantes a portar siempre los documentos probatorios sobre su permanencia legal en el país. De igual forma fue aplazada la sección que convertía en delito el que los individuos con un estatus irregular pudieran pedir empleo en lugares públicos. La masgistrada afirmó que esta decisión permitirá que el resto de la ley se hasga efectiva este 29 de julio, según lo previsto.

Por su parte el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que mantiene una demanda contra la medida de Arizona, estimó que la acción de bloqueo ha sido la decisión correcta. Hannah August, portavoz de esa instancia, declaró que los estados pueden desempeñar y desempeñan un papel en la cooperación con el gobierno federal al momento de establecer las leyes, pero “deben hacerlo dentro del marco constitucional”.

Con la del Departamento de Justicia son siete las demandas pendientes contra esta ley, promulgada por la gobernadora estadual Jay Brewer en abril. Según cálculos oficiales en Arizona hay cerca de 460 mil inmigrantes ilegales, en su mayoría hispanos, pero en todo el territorio estadounidense las cifras se elevan a casi 12 millones.

El gobierno mexicano reconoció la decisión adoptada por la Corte Federal de Distrito en Arizona, de suspender provisionalmente la entrada en vigor de algunas secciones de la Ley anti-inmigrantes SB1070.

La declaración emitida por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) elogió la determinación mostrada por el gobierno federal de Estados Unidos y las gestiones de las organizaciones civiles que entablaron demandas contra la norma jurídica

También agradeció a los gobiernos de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú que se sumaron a la moción de “Amigo de la Corte” presentada por México.

Según informó la SRE, México seguirá de cerca al proceso judicial que se derive de la decisión de la Corte de Distrito y en instancias superiores hasta que la SB1070 sea declarada anticonstitucional. La suspensión temporal, “es un primer paso en la dirección correcta”, evaluó la cancillería.

De acuerdo con lo previsto inicialmente la legislación debía entrar en vigor este 29 de julio. La suspensión provisional impedirá a la policía del estado de Arizona, investigar, a partir de una sospecha razonable, la condición migratoria de una persona cuando sea detenida, según estipula la SB1070.

El gobierno de Ecuador expresó hoy su preocupación de que en Estados Unidos se persista en adoptar medidas atentatorias contra los derechos humanos como la ley del Estado de Arizona sobre la emigración. Una declaración oficial señaló que el gobierno ecuatoriano apela a la sensibilidad de la administración Federal y del Congreso estadounidense a fin de que de paso a una reforma migratoria justa e integral.

Planteó que ésta debe atender el clamor de la comunidad inmigrante que vive en aquel país desde hace varios años, aporta a su economía, y requiere solucionar su situación migratoria.