Viena, (PL y Bolpress).- Más de 25 mil personas participaron en la XVIII Conferencia Internacional sobre Sida, el mayor encuentro internacional de investigadores, científicos y personas afectadas por el VIH. En la cita, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó nuevas medicinas, terapias y directivas para el tratamiento del VIH.

La XVIII Conferencia Internacional sobre Sida abordó una amplia agenda científica de temas tales como la situación epidemiología mundial, nuevas estrategias para la prevención y avances en el tratamiento. Fue de particular interés la financiación de programas y la responsabilidad de los Estados en la aplicación del acceso universal a los antirretrovirales.

En un momento en que el mundo atraviesa por una grave crisis económica, “el impacto de las decisiones adoptadas y las recomendaciones formuladas se ve debilitado por la creciente inasistencia de responsables políticos de primer plano”, observó Deborah Glejser, portavoz del Grupo Sida de Ginebra, rama regional de la Ayuda Suiza contra esa afección.

Queda mucho por hacer en cuestión de prevención, atención especializada, tratamiento y derechos humanos a una adecuada atención sanitaria. El logro de la vacuna antisida, uno de los retos más difíciles aunque no imposible, es más urgente que nunca. Para ello es imprescindible financiación y, sobre todo, altos niveles de colaboración entre todos los agentes implicados.

La OMS reveló que el número de contagios por el VIH continúa en aumento en países de Europa del Este debido a la desatención gubernamental y al abuso de drogas. En el resto del continente la infección se mantiene controlada desde hace varios años.

A finales de 2008, más de un millón de personas estaban afectadas por el VIH en Europa, con más de 100 mil nuevas infecciones ese año. De ellas, 80 mil fueron diagnosticadas en el este europeo. Ucrania reportó el mayor número de casos, más de 15 mil. La utilización de jeringuillas compartidas para las drogas inyectables es la principal causa del incremento de infecciones.

En otro momento de la reunión, expertos manifestaron que en muchas regiones del planeta, la tasa de prevalencia de sida es más elevada en las cárceles y centros de reclusión.

Andrew Bell, experto del departamento de VIH de la OMS, aseveró que las prisiones suponen una tormenta perfecta para una larga lista de asuntos sanitarios. Christian Kroll, de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD), indicó que las prisiones actúan como un mecanismo que bombea sida y tuberculosis a la sociedad, ya que los reclusos una vez excarcelados mantienen comportamientos de riesgo.

Nuevas terapias y métodos de prevención

La OMS recomendó iniciar la terapia antirretroviral desde fases más tempranas. “Un comienzo del tratamiento más temprano nos da la posibilidad de que las personas con VIH tengan un mejor estado de salud y vivan durante más tiempo”, aseguró el director del departamento de Sida/VIH de la OMS Gottfried Hirnschall.

El número de muertes relacionadas con el virus del sida podría reducirse en un 20 por ciento entre 2010 y 2015 si se sigue esta estrategia. “Todos los adultos y adolescentes, incluyendo a las mujeres embarazadas seropositivas, que presenten un nivel de CD4 -células que definen el nivel inmunitario- de 350 células por milímetro cúbico de sangre, deben iniciar el tratamiento antirretroviral, haya o no síntomas clínicos”, indica un documento divulgado por la OMS.

Sin embargo, esto conlleva a elevar el número de pacientes que precisen de los fármacos, y con ello la necesidad de mayor financiamiento. “Merece la pena hacer la inversión”, aseguró Hirnschall.

Por otro lado, fue muy importante fue la presentación de un estudio desarrollado por expertos estadounidenses sobre un gel vaginal contra el VIH, el cual redujo en más de la mitad las probabilidades de que una mujer contraiga la infección.

El estudio llamado CAPRISA 004 comenzó el 27 de febrero de 2007 e involucró a 889 mujeres surafricanas de Durban y sus alrededores. El medicamento tiene una concentración al uno por ciento del antirretroviral tenofovir, un inhibidor de la enzima transcriptasa inversa.

El gel probado en Suráfrica redujo hasta 54 por ciento el riesgo de infección del VIH entre las féminas que completaron el tratamiento, en un 38 por ciento entre quienes lo cumplieron parcialmente y en un 28 por ciento entre las que lo hicieron mal. Además, la crema antisida redujo a la mitad el riesgo de adquirir el virus causante del herpes genital (HSV-2).

Los científicos advirtieron que estos resultados necesitan ser confirmados y que tal nivel de protección resulta insuficiente para generalizar su uso. Sin embargo, el director Ejecutivo de la Alianza para una Vacuna Contra el sida Mitchell Warren subrayó que es la primera investigación que muestra pruebas de que un gel microbicida puede ayudar a prevenir la transmisión de la infección por vía sexual. Antoni Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, subrayó que por primera vez un gel microbicida tiene resultados dignos de considerarse significativos estadísticamente.

Margaret Chan, directora general de la OMS, expresó que una vez confirmado el ensayo, se establezca su seguridad y eficacia, se tratará de acelerar el acceso al producto. Todos los nuevos avances en la prevención del VIH, particularmente para las mujeres, son alentadores, dijo.

De otra parte, expertos de la OMS insistieron en los beneficios que tiene hoy la circuncisión masculina en la reducción de la infección por VIH, pero resaltaron la necesidad de mantener el uso del condón.

Durante la XVIII Conferencia Internacional sobre Sida, el director regional de la OMS en Brazaville (Congo) David Okello dijo que existen suficientes evidencias científicas para promover esta técnica, aunque advirtió que la misma no es un “condón natural”. Por tanto, la intervención quirúrgica debe ir acompañada de una intensa labor de asesoría sobre el uso del preservativo, aseveró.

La circuncisión disminuye hasta en 60 por ciento el riesgo de contagio, de ahí que la OMS la promueva, en particular en los países africanos, como uno de los métodos para prevenir el sida.

Krishna Jafa, directora de PSI (Servicios Internacionales de Población) para el VIH, aseguró a su vez que si la circuncisión alcanzara al 80 por ciento de la población masculina de Africa Oriental y del Sur “se podrían evitar en los próximos cinco años unas cuatro millones de infecciones”. Alcanzar estos resultados aportaría además “un ahorro del gasto de sanidad de unos 20 mil millones de dólares en el mismo período”, agregó Jafa.