Ignorando las recomendaciones de padres de familia, de autoridades educativas y del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), el ministro de Educación Roberto Aguilar obligó a los escolares a volver a clases en la semana más fría del año. Desobedecieron sus órdenes en Potosí, Oruro y Tarija porque recrudeció el frío y aumentaron las infecciones respiratorias agudas; luego su colega de Salud Nila Heredia le recomendó ser más sensato, y el terco Ministro tuvo que suspender labores escolares en todo el país desde el 19 hasta el 21 de julio.

A mediados de junio el SENAMHI confirmó que el invierno sería más crudo que en 2009, especialmente entre el 2 y el 18 de julio, debido al ingreso de tres frentes fríos al país, el 7, el 12 y el miércoles 14 de julio. A pesar de ello, Aguilar ordenó reanudar labores escolares el 9 de julio.

En la última semana de junio la oficina de Epidemiología del Ministerio de Salud contabilizó más de 47 mil casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS), los cuales subieron a 50 mil en la última semana, la mayoría en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

El SENAMHI registró bajas temperaturas en los nueve departamentos y pronosticó que la ola polar se prolongará hasta agosto. En esta época del año, las temperaturas normales en Santa Cruz oscilan entre 20 y 25 grados Celsius, pero el termómetro marcó nueve grados. Este sábado se registró hasta 14 grados bajo cero en algunas zonas del altiplano, seis grados bajo cero en Oruro, menos cuatro grados en Potosí, cero grados Celsius en El Alto y en los valles de Tarija nevó después de 15 años.

A media semana, los Servicios Departamentales de Educación (SEDUCAS) de Potosí, Oruro y Tarija decidieron suspender labores escolares y luego la ministra de Salud Nila Heredia sugirió a los SEDUCAS de los otros seis departamentos que suspendan actividades o amplíen la vacación invernal debido al aumento de resfríos en el oriente y occidente del país.

El ministro Roberto Aguilar se negó a prolongar la vacación invernal para no “perjudicar” o retrasar el calendario escolar de 200 días hábiles, pero la ministra Heredia dijo que lo más importante ahora es prevenir una epidemia de infecciones respiratorias.

Este sábado, el ministro Aguilar entró en razón e instruyó a los nueve SEDUCAS del país que suspendan actividades desde el lunes 19 hasta el miércoles 21 a fin de precautelar la salud de los escolares y “no arriesgar a los estudiantes a que contraigan enfermedades”, y no descartó que el receso se prolongue hasta el viernes 23.