La comisión mixta del Congreso aprobó el proyecto de Ley de Autonomías que ahora sera considerado por la Cámara de Diputados. El proyecto no satisface las demandas de la oposición ni tampoco atiende los pedidos de la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) que anunció el reinicio de una marcha que exige la atención del gobierno a sus demandas.

Según las previsiones de parlamentarios, el proyecto sera analizado por el plenario de la cámara de Diputados mañana.

Los parlamentarios de la oposición, algunos ligados a los grupos que hace un año apostaban al separatismo, abandonaron la session cuando se consideraba el artículo 141 del proyecto de ley que establece la prohibición de formar federaciones de gobiernos departamentales con estructuras colegiadas

Según parlamentarios opositores, el proyecto de ley abre la posibilidad para la recentralización del poder.

Vuelta a las marchas

En Santa Cruz, dirigentes de la CIDOB anunciaron el reinicio de su marcha rumbo a La Paz, y al mismo tiempo denunció chantajes del gobierno.

“nos chantajean diciendo que si marchamos todo se vendrá abajo, es decir, todos los avances y lo aprobado, que es un 90 por ciento de nuestra propuesta en la Ley Marco”, afirmó la secretaria de Comunicación de la CIDOB, María Zaravia, a Erbol.

“En vez que nosotros presionemos nos sentimos presionados por los chantajes, nosotros hemos sido pacientes pero ya es suficiente por eso hemos decidido retornar la marcha que (hoy) recorrerá hasta Momené (a 25 kilómetros de Ascensión de Guarayos) y nosotros nos incorporaremos en el camino”, agregó la dirigente.

Según los indígenas, el gobierno no acepta el pedido de elegir a autoridades autónomas por “usos y costumbres”, además que no se garantizan los recursos económicos par alas autonomías indígenas.