Durbán, Suráfrica (PL).- España disputará la final de la Copa Mundial de Sudáfrica-2010, tras doblegar 1-0 a Alemania en la segunda semifinal. Los ibéricos, campeones europeos en Suiza y Austria-2008, llegarán a su primera instancia decisiva de la historia, gracias a un gol del defensor Carles Puyol a los 73 minutos.

España y Alemania se enfrentaron en la cancha del estadio de Durban con el arbitraje del húngaro Víctor Kassai. El equipo alemán al mando del DT Joachim Low estuvo integrado por Manuel Neuer, Philipp Lahm, Per Metersacker, Arne Friedrich, Jerome Boateng, Sami Khedira, Bastian Schweinsteiger, Piotr Trochowski, Mesut Ozil, Lukas Podolski y Miroslav Klose.

El equipo de España a cargo del DT Vicente del Bosque contó con los jugadores Iker Casillas, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Carles Puyol, Joan Capdevila, Sergio Busquets, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, David Villa y Pedro Rodríguez que sustituyó a Fernando Torres en la delantera española.

España tomó ventaja de 1-0 ante Alemania en la segunda semifinal de la Copa Mundial de Suráfrica-2010, con gol de Carles Puyol a los 73 minutos.

Los hombres de Vicente del Bosque enfrentarán por el cetro a Holanda, que el martes venció 3-2 a Uruguay en la otra semifinal, jugado en Ciudad del Cabo, en el imponente estadio Soccer City de Johannesburgo.

La Copa Mundial de fútbol Suráfrica 2010 se apresta a coronar al primer campeón europeo fuera de ese continente. Ninguna selección europea ha sido capaz de conquistar ese lauro fuera de su continente, lo que hasta el momento constituye un mérito exclusivo de Brasil, con sus consagraciones en Suecia-1958, y Japón y Surcorea-2002.

Italia (en 1970 y 1994), Alemania (1986 y 2002), Holanda (1978) y la desaparecida Checoslovaquia (1962) intentaron en el pasado de modo infructuoso llevarse la Copa para Europa fuera de su territorio.

La del próximo domingo resultará la octava final enteramente europea en la historia, y la segunda oportunidad en que esa situación ocurre de forma consecutiva.

En las citas universales de 1934 y 1938 Italia se adjudicó los títulos frente a Checoslovaquia y Hungría, respectivamente, mientras en 1982 y 2006 se consagró a costa de Alemania -por ese entonces RFA- y Francia, en ese orden.

Entretanto, los alemanes triunfaron en 1954 y 1974 con sendos éxitos sobre Hungría y Holanda, en tanto cayeron en 1966 en la final más polémica de la historia contra la anfitriona Inglaterra.