La producción de gas natural llegó a un récord de 43,7 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd), un volumen que garantiza el abastecimiento de los mercados de exportación y la demanda del mercado interno, que llegó a 8,9 MMmcd hace un mes, informó el ministro de Hidrocarburos y Energía Luis Fernando Vincenti.

“Estamos en un momento récord” de producción de 43,7 MMmcd, destacó Vincenti, y anunció que conclusión del Tramo II del Gasoducto Carrasco-Cochabamba (GCC) permitirá incrementar la oferta en 11 MMmcd para el Gasoducto al Altiplano (GAA) que se encuentra entre los departamentos de Cochabamba, Oruro y La Paz.

El Ministro aseguró que el país cuenta con gas suficiente para atender la demanda de Brasil; “toda la nominación que nos haga Brasil es bienvenida, tenemos la cantidad suficiente de gas así nos pidiera el tope que es de 30.5 MMmcd”.

También se está abasteciendo de forma normal a la República de Argentina. En marzo de 2010, Bolivia y Argentina acordaron construir el gasoducto Juana Azurduy de Padilla.

“Estamos haciendo toda la tramitación correspondiente para la obtención de la licencia ambiental”, dijo Vincenti y explicó que el gasoducto permitirá incrementar de forma gradual los volúmenes de exportación hasta 27.7 MMmcd hasta en 2017.

De otra parte, las inquietudes por el alza del dólar y la evolución de la economía, principalmente en Asia, Europa y Estados Unidos, derrumbaron a fines de junio el precio del petróleo casi un tres por ciento en la bolsa de Nueva York.

El lunes de esta semana el crudo tocó su máximo de siete semanas, pero luego cerraron a la baja por pronósticos de que la tormenta tropical Alex no alcanzaría los principales centros de producción en el Golfo de México.

Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto bajaron 2,31 dólares, para negociarse al cierre de las operaciones a 75,94 dólares. El crudo Brent cerró a 75,44 dólares.

El petróleo bajó junto a las acciones y al euro ante preocupaciones por si los bancos europeos puedan pagar miles de millones de euros al Banco Central Europeo.

Para los analistas, los ánimos decayeron más después de un reporte que mostró que la confianza del consumidor estadounidense se desplomó de manera fuerte en junio. A ello se sumó la fortaleza del dólar que sumó presión al complejo de materias primas, ya que su firmeza frecuentemente pesa en los mercados de productos básicos.

También se conoció que las existencias de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada en 3,4 millones de barriles, mientras que las de gasolina retrocedieron 908 mil barriles, según el Instituto Americano del Petróleo.

En Londres, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) aseguró que la explosión y hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon, operada por British Petrleum, limitará la oferta mundial de crudo.

El impacto de ese accidente en el Golfo de México retrasará la explotación de los recursos y reservas a gran profundidad en esa zona y por consiguiente afectará el suministro de crudo, precisa un informe de esa organización.

También señaló que se reforzarán las medidas de seguridad en plataformas marinas. De acuerdo con la AIE de aplicarse todas las regulaciones relacionadas con la protección del medio ambiente y para ese tipo de operaciones, se reducirá entre 300 mil y 800 mil barriles diarios sus previsiones de oferta para el 2015.

Ese año la capacidad de la producción mundial de petróleo debe ser 91 millones de toneles diarios, 900 mil más de lo calculado un año atrás. Con relación a la demanda, se prevé un aumento a ritmo anual de 1,2 millones de barriles diarios hasta llegar a unos 92 millones de barriles en 2015, con un crecimiento económico global del tres por ciento y no 4,5, pronosticado con anterioridad.

La AIE también está preocupada por un regreso a la volatilidad de los precios del crudo, sobre los cuales espera un aumento en el mercado de futuros de 77 a 86 dólares dentro de cinco años.

Con datos de Prensa Latina.