El Poder Ejecutivo decretó emergencia nacional por la aguda y prolongada sequía registrada en 16 municipios chaqueños de los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz.

Desde 2009, una exten­sa sequía castiga severamente a la región sudamericana, fenómeno natural que mermó significativamente la producción de alimentos, el caudal del Río Paraná e incluso el volumen del Lago Titicaca.

Hasta ahora, los países más castigados son Argentina, Chile, Ecuador y Bolivia. Meses atrás, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología informó que la desertización afecta al 41 por ciento del territorio bolivianos, es decir a un área mayor a 439 mil kilómetros cuadrados.

En el primer semestre del año se registraron escasas precipitaciones pluviales y sequía en el chaco boliviano, agravada por la crónica escasez de recursos hídricos en esa zona. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología confirmó sequía meteorológica, principalmente en el chaco.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la prefectura chuquisaqueña advirtió que los efectos de la sequía este año serán particularmente duros. “En Macharetí, las 22 comunidades que se dedican a la agricultura y ganadería han sido afectadas por el fenómeno”, dijo a Enlared-Onda Local la ex presidenta del concejo Gali Durán Soruco.

Por otro lado, se calcula que sufren por falta de agua más de 120 comunidades del municipio cruceño de Cabezas, el segundo productor de ganado bovino de Santa Cruz. En este municipio, la sequía y las plagas afectaron al menos a 12.025 hectáreas de cultivos de maíz y 8.025 hectáreas de sésamo.

En Bolivia, el Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias (CONARADE) es la instancia de decisión y coordinación del Sistema Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias (SISRADE). Su función es evaluar la dimensión del desastre o la emergencia.

El 22 de junio, el CONARADE recomendó al Presidente Evo Morales que emita una Declaratoria de Situación de Emergencia Nacional por sequía prolongada y aguda en diferentes municipios del país.

Este miércoles, el Ejecutivo promulgó el decreto 0560 declarando Situación de Emergencia Nacional por sequía aguda en los municipios de Monteagudo, Huacareta, Vaca Guzmán, Huacaya, Macharetí en Chuquisaca; Entre Ríos, Yacuiba, Villamontes y Caraparí en Tarija; y Lagunillas, Cabezas, Camiri, Charagua, Boyuíbe, Gutiérrez y Cuevo en Santa Cruz.

El decretó autoriza a los Ministerios de Planificación del Desarrollo y de Economía y Finanzas Públicas gestionar los recursos económicos necesarios de fuente nacional y cooperación internacional para la atención de la emergencia declarada. Además, autoriza al Ministerio del Desarrollo Rural y Tierras aplicar el Plan de Atención de las Emergencias y Recuperación Agropecuaria, en coordinación con el Viceministerio de Defensa Civil.

Se autoriza a los gobiernos Departamentales y Municipales comprendidos en la Declaratoria de Emergencia la utilización de recursos económicos presupuestados para la ejecución de acciones y proyectos de emergencia.