A un año y nueve meses de la masacre del Porvenir, en Pando, donde murieron 13 campesinos y 54 personas fueron heridas con disparos de armas en una emboscada, comienza este sábado 19 de junio el juicio oral contra 25 acusados. Un total de 897 testigos de cargo y descargo serán convocados. El ex prefecto Leopoldo Fernández presentará 141 testigos.

El 12 de octubre de 2009, el Ministerio Público presentó la acusación formal en contra de 25 personas por los hechos de Pando, después de concluida la etapa de investigación y acumulación de pruebas. El caso se radicó en el Tribunal Sexto de Sentencia desde el 27 de octubre de 2009.

El juicio se inicia luego de un largo trámite en el que la parte acusada interpuso 33 recusaciones que dilataron el inicio del proceso, manteniendo en la incertidumbre a los familiares de las víctimas y también a los acusados.

El proceso contra los 25 acusados, entre los que figura el ex prefecto de Pando Leopoldo Fernández -detenido preventivamente en el penal de San Pedro de La Paz- comenzará con una primera audiencia este sábado ante el Tribunal de Sentencia, informó el Comité Impulsor del Juicio.

El Tribunal de Sentencia que atenderá el juicio oral fue conformado el 26 de mayo por el Tribunal Sexto de Sentencia de La Paz, el cual, inicialmente, eligió por sorteo a 12 ciudadanos que asumirán el papel de jueces ciudadanos, de los cuales se presentaron sólo ocho. De estos, fueron elegidos tres jueces y un suplente, que trabajarán junto con dos jueces técnicos.

En la primera audiencia de este sábado, primero se verificará la presencia de los acusados y los ausentes serán declarados en rebeldía, y juzgados en esa condición.

En la primera audiencia se leerán las acusaciones tanto del fiscal como de los acusadores privados representados por los abogados Mery Carrasco y Juan Alipaz. Estos últimos conformaron el denominado Comité Impulsor integrado por organizaciones de derechos humanos como la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, la Asociación de Familiares y Mártires de la Democracia (ASOFAMD) y el Capítulo Boliviano Derechos Humanos, representados por los abogados M (Instituciones de DDHH): APDHB, ASOFAMD y Capitulo Boliviano de DDHH.

Durante el juicio oral, se estima la presentación de 897 testigos de cargo y descargo de los 25 acusados. Los testigos presentados por el Ministerio Público suman 314 y los de la abogada Mary Carrasco, 323. El Comité Impulsor se ha adherido a la prueba testifical ofrecida por el fiscal. A su vez, la parte acusada presentará 250 testigos, 141 de ellos por Leopoldo Fernández.

La Red contra el Racismo, la Discriminación y la Impunidad, auto convocada y auto organizada por la sociedad civil, exige justicia imparcial y sanción contra los responsables intelectuales y materiales de la masacre del 11 de septiembre de 2008, en la que murieron Wilson Castillo Quispe, Adolfo Cruz Quispe, Jhonny Cari Sarzuri, Diter Tupay Maty, Arnoldo Gonzáles Inuma, Seledonio Vazualdo García, Luis Tinini Alvarado, Wilson Richard Mejía Mihata, Félix Roca Torrez, Luís Antonio Rivero Siguekuni, Alfredo Robles Céspedes y Bernardino Racua Cordero.

Según la Red ciudadana, estos sucesos no fueron casuales, sino que se derivaron de una espiral de odio y racismo creciente alentada por las propias autoridades ý funcionarios locales que volcaron poder y recursos estatales contra ciudadanos y ciudadanas de los sectores más pobres.

Sin embargo, los sucesos trágicos no bastaron para conmover la conciencia de grupos de poder locales, ni expresar conmiseración o perdón, sino que continuaron con sus actos de racismo y amedrentamiento a parientes de las víctimas, de testigos, de abogados acusadores y activistas de derechos humanos y periodistas que exigen su esclarecimiento.

“Confiados en que sucesos como los de Pando no pueden impunes en un proceso de cambio que intenta la construcción de un nuevo Estado, exigimos la aplicación justa e imparcial de la ley”, dice un pronunciamiento de la Coordinación de la Red integrada por Víctor Vacaflores, Sucy Mitre, Sonia Brito, Claudia Espinoza, Mónica Bayá, Amanda Dávila, Vladimir Arancibia, Paulo Bustillos y Enrique Amador.