El Organo Electoral Plurinacional (OEP), hasta hace poco la Corte Nacional Electoral, se convirtió hoy en el cuarto poder del Estado, después que el presidente promulgara la Ley que determina su creación. La nueva Ley es una de la consideradas cinco fundamentales por la nueva Constitución y que deben ser promulgadas antes del 22 de julio.

La nueva norma fue promulgada esta mañana por el presidente Morales, en un acto realizado en el Palacio de gobierno.

Según Morales Bolivia cuenta ahora con un instrumento que permita “no solamente elegir a sus autoridades, sino también revocarlas y para que el pueblo defina las políticas del Estado a través de referéndums”.

Según la nueva norma, en el OEP los pueblos indígenas tendrán participación.

La norma dejó bajo control de la Policía el Servicio de Identificación. Este servicio, es un fuente de recursos para los policías, razón por la que presionaron para quedarse con su control.

“Nadie tiene la verdad absoluta, nos equivocamos a veces en el contenido, en la redacción (de las normas), puede ser también en forma o fondo de las propuestas (…), eso se puede mejorar”, dijo hoy el mandatario.

El OEP se constituirá como un poder independiente del Estado y será responsable de administrar las consultas democráticas en las que el pueblo no solamente elija a sus autoridades, sino las revoque y defina programas de desarrollo. Este nuevo Poder estatal tendrá seis vocales, cinco de ellos elegidos con el voto a favor de dos tercios de los parlamentarios y uno será designado por el Presidente.

En los departamentos, los Órganos Electorales Departamentales, estarán conformados por cinco vocales, de los cuales uno de ellos designado por el Presidente.

“Debemos resaltar y entender el modo de esta nueva democracia, que no sólo es representativa, sino también, comunitaria y participativa, como establece la CPE”, dijo Roxana Ibarnegaray, hasta hoy presidenta de la Corte Nacional Electoral.