El gobierno logró debilitar la anuncia marcha de pueblos indígenas en demanda de cambios en el proyecto de Ley Marco de Autonomías. El martes, la Asamblea de Pueblos Guaraníes (APG) suscribió un acuerdo con el Gobierno y descartó marchar con la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

El acuerdo fue logrado al término de una serie de reuniones de dirigentes de la APG con el ministro de Autonomías, Carlos Romero. Las reuniones se realizaron en la ciudad de Camiri.

Según Romero, el acuerdo clarifica el carácter de las unidades territoriales y entidades territoriales, reafirma la gradualidad en asunción de competencias, sensibiliza los requisitos de acceso a la autonomía, cuando emerge de territorios indígenas, y establece normas relativas al tratamiento de los pueblos indígenas que no puedan acceder a la autonomía.

La APG acreditará a un delegado técnico que acompañará a personeros del Ministerio de Autonomías en todo el proceso de gestión de esta Ley que se debatirá en la Asamblea Legislativa.

El Ministerio gestionará una audiencia con las Comisiones de Autonomías de la Cámara de Senadores y Diputados para que esas instancias conozcan la sustentación técnica de la APG, referida a los acuerdos establecidos con el Gobierno.

“La APG ha constatado el cumplimiento de todos los compromisos por parte del Gobierno y si bien todavía tienen que hacer seguimiento al tratamiento de la Ley en la Asamblea Legislativa han confirmado que el Ministerio de Autonomías ha cumplido todos compromisos acordados”, dijo Romero.

Por su parte, el presidente de la APG, Celso Padilla Mercado, confirmó que su sector no acudirá a la convocatoria de movilización de la CIDOB, programada para el jueves en la ciudad amazónica de Trinidad y destacó la atención otorgada por el Gobierno a esa población indígena del chaco boliviano.

“Nuestra posición es que no vamos a participar en la marcha tal como se está convocando para el día jueves 17”, dijo el máximo dirigente de los guaraníes.

La CIDOB no puede imponer

En La Paz, la senadora del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Gabriela Montaño, dijo el martes que la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB) no puede imponer propuestas inconstitucionales en el proyecto de Ley Marco de Autonomías y Descentralización.

“Ni la CIDOB, ni ninguna organización puede intentar imponer propuestas que rompen la Constitución”, sostuvo al informar que el Ejecutivo está en disponibilidad de enviar ese proyecto de ley a la Asamblea Legislativa, antes del fin de semana.

El proyecto de Ley Marco de Autonomías y Descentralización es una de las cinco leyes fundamentales que deben sancionarse obligatoriamente hasta el 22 de julio, como establece la Carta Magna.

Montaño, también presidenta de la Comisión Autonomías del Senado, lamentó que la CIDOB suspendió el pasado fin de semana el diálogo con el Gobierno y alistó, en seguida, una marcha desde Trinidad (Beni) a La Paz, para que las autonomías indígenas tengan la potestad de modificar los límites departamentales y que sus estatutos sean aprobados por usos y costumbres y no mediante un referéndum, como establece la ley.

“Esa es una decisión interna, no la compartimos, pero la respetamos”, subrayó, al recordar a los dirigentes que “siempre la guía y los límites están establecidos en la Constitución”.

— —

con informaciones de ABI