Gaza, Ankara, Estambul, Islamabad, Addis Abeba, Moscú, París, Madrid, Bruselas y Naciones Unidas (PL).- Al menos 19 personas fueron asesinadas y más de 30 heridas en la agresión israelí en aguas internacionales a la flotilla con ayuda humanitaria para los palestinos en Gaza.

La marina de guerra de Tel Aviv embistió en el Mar Mediterráneo a nueve embarcaciones del convoy naval humanitario “Libertad”, en un nuevo ataque de Israel que mantiene un cerco contra los palestinos en Gaza.

Los nueve barcos con cargamento solidario habían zarpado de Turquía y Chipre, y también transportaban material de construcción, necesarios aquí después de la devastadora agresión israelí de finales de 2008 e inicios de 2009, en la que más de seis mil 700 palestinos murieron o fueron heridos.

Un reportero del canal qatarí Al Jazeera, desde una de las embarcaciones de “Libertad”, confirmó que militares de la armada sionista dispararon balas y gases lacrimógenos contra las embarcaciones cargadas con material médico, alimentos y otros bienes.

Soldados fuertemente armados dispararon contra los barcos, mientras otros descendían desde helicópteros militares en alta mar, en un despliegue de fuerza que parecía más un desembarco que una operación dirigida contra pacifistas dotados sólo de banderas, pancartas y consignas solidarias.

Los israelíes ocuparon uno de los barcos y se enfrentaron a varios de los más de 700 activistas de unos 50 países que se defendieron con sus propias manos o lo que tuvieran cerca, pero en ningún momento mostraron armas.

La flotilla estaba a unos 65 kilómetros de las costas de Gaza cuando fue atacada, y varios de sus ocupantes fueron llevados por la fuerza a un centro de detención habilitado por el gobierno sionista en la localidad de Ahsdod, situada en el norte de esta franja.

Un reportero de la televisión turca aseguró que se hallaba en aguas internacionales, y que ante su decisión de desafiar el cerco económico a Gaza, fueron agredidos, mientras Greta Berlin, portavoz de la flotilla, calificó de brutal y despiadada la acción armada de los uniformados judíos.

La organización Cultura, Paz y Solidaridad confirmó a la agencia de noticias Europa Press que al menos tres españoles viajan a bordo de la flotilla. Se trata de los cooperantes Manuel Tapial y Laura Arau y un periodista de Telesur.

El director del canal multiestatal Telesur Andrés Izarra denunció que el reportero de la televisora David Segarra fue detenido por fuerzas israelíes. Explicó que Segarra realizaba la cobertura para el canal a bordo de las embarcaciones y pudo tomar el inicio de la agresión.

Al comenzar el ataque, dijo, perdimos contactos con el corresponsal, y aunque supimos hoy por informaciones de la prensa y la cancillería española que estaba detenido y se encuentra bien físicamente, desconocemos su paradero.

Segarra, quien reportaba para toda América Latina, es el autor del documental Un golpe y una carta, sobre el soldado que sacó de la cárcel la misiva en la que el presidente Hugo Chávez negaba su renuncia durante el golpe de Estado de 2002.

Tel Aviv había anunciado que interceptaría la flotilla, pese a los llamados de organismos y personalidades internacionales para que mostrara prudencia, responsabilidad y sentido común frente a una acción que sólo buscaba aliviar el dolor de 1,5 millones de palestinos atrapados en Gaza.

El canciller israelí Avigdor Lieberman calificó la cruzada solidaria de provocación y de un ataque a la soberanía de Israel, mientras el ministro de Defensa Ehud Barak giró órdenes precisas de impedir a toda costa que los barcos atracaran en el puerto de Gaza.

El gobierno judío impuso un bloqueo naval, aéreo y terrestre a este territorio palestino tras la victoria del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) en las elecciones legislativas de 2006, pero lo recrudeció con apoyo de Egipto, luego de los sucesos de junio de 2007.

Hace tres años, los islamistas de Hamas, a quienes Estados Unidos, Israel y gobiernos de la Unión Europea consideran terroristas, protagonizaron fieros enfrentamientos con sus rivales de Al-Fatah, grupo liderado por el presidente palestino Mahmoud Abba, al que expulsaron de Gaza.

Indignación mundial

Naciones Unidas, la Unión Europea, líderes políticos y ciudadanos comunes del mundo árabe-islámico y de países occidentales condenaron enérgicamente el ataque de Israel contra la flotilla humanitaria, mientras que la Unión Africana (UA) calificó de sangrienta y de grave violación a las normas internacionales la agresión israelí.

La UA condenó el hecho y exigió una investigación de la embestida que provocó también más de 30 lesionados de varias nacionalidades. “La Comisión de la UA está profundamente conmocionada por la sangrienta operación llevada a cabo este lunes por las fuerzas de seguridad israelíes contra el convoy humanitario destinado a Palestina”, señala el texto.

Junto a la repulsa del secretario general de la Liga Arabe (LA) Amr Moussa durante su intervención en el Foro de Doha, abierto este lunes, jefes de Estado del Líbano, Kuwait y Siria calificaron de criminal y bárbara la acción militar de los militares judíos en alta mar.

Desde Beirut, el primer ministro libanés Saad Hariri definió como serio y peligroso el abordaje a punta de fusiles y con desembarco aerotransportado sobre uno de los seis barcos de la flotilla que llevaba suministros médicos, alimentos y material de construcción al enclave.

“El Líbano denuncia con fuerza este ataque y urge a la comunidad internacional, sobre todo a las superpotencias comprometidas a mantener la paz, a actuar ahora y frenar las violaciones de los derechos humanos y el peligro sobre la paz mundial”, señaló Hariri.

El jefe de Gobierno aseguró que su país, que preside el Consejo de Seguridad de la ONU, contactará a las partes involucradas, como Turquía y los estados árabes, para coordinar posturas sobre ese delicado tema.

Por su lado, el primer ministro de Kuwait, jeque Nasser Al-Mohammad Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, se reunió de urgencia con su gabinete este mismo lunes para discutir los acontecimientos relativos al ataque a la flotilla “Libertad”, a bordo de la cual viajaban 16 kuwaitíes.

El representante permanente de Siria ante la Liga Arabe Ahmed Youssef urgió a la dirigencia de esa organización a debatir con total inmediatez lo que definió como agresión criminal, además de exigir la liberación de los pacifistas y la carga.

La agresión contra la flotilla que transportaba 15 mil toneladas de ayuda para 1,5 millones de palestinos bloqueados por Israel en la franja costera, también provocó que Moussa convocara para mañana una sesión urgente de la LA en El Cairo.

El ente panárabe describió como ataque terrorista lo ocurrido, y confirmó que su titular habló por teléfono con las autoridades palestinas, incluido el jefe del movimiento islamista Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, quien pidió acciones musulmanas a nivel mundial contra Tel Aviv.

Al inaugurar el Foro de Doha, el emir de Qatar, jeque Hamad Bin Khalifa Al Thani, dijo que los crímenes de la pasada madrugada “nos recuerdan a todos que existe allí un bloqueo injusto y una herida abierta que sigue sangrando en la franja de Gaza”.

Tras tildar de acto de piratería el asedio militar a civiles desarmados, tanto árabes como de países occidentales, Al Thani enalteció la decisión de tratar de romper el bloqueo “inhumano e injusto a nuestros hermanos”.

El gobierno de Turquía emitió hoy una enérgica protesta por el ataque militar de Israel. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía aseguró en un comunicado que el ataque al convoy “es inaceptable, Israel tendrá que pagar las consecuencias de su acción”.

El texto denuncia que de nuevo “la fuerza militar israelí se ha usado contra civiles, entre los que se hallaban mujeres, niños y ancianos de varios países que deseaban llevar ayuda humanitaria al pueblo de Gaza”. Israel ha demostrado una vez más que ignora por completo la vida humana y las iniciativas de paz al elegir como blanco a civiles inocentes, dice la nota.

Para el gobierno turco el suceso, que tuvo lugar en aguas internacionales, constituye una violación del derecho internacional, por lo que condenaron “duramente tan inhumana acción cometida por Israel” y advirtieron que “puede conducir a consecuencias irremediables en nuestras relaciones bilaterales”.

El viceprimer ministro turco Bulent Arinc anunció hoy la llamada a consultas de su embajador en Israel y la cancelación de tres maniobras militares programadas con esa nación para fechas próximas, según informó la prensa local.

Arinc descartó por el momento cualquier acción de respuesta, aunque condenó con dureza la agresión, exigió un informe exhaustivo sobre lo sucedido e informó sobre la solicitud de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar el tema de Israel. El político calificó la acción de Israel de “piratería”.

Por su parte, el subsecretario de Asuntos Exteriores turco Unal Cevikoz se reunió durante la mañana con el embajador israelí en Turquía, Gabi Levy, al que reclamó la liberación inmediata de los activistas heridos para ser trasladados y atendidos en Turquía.

Asimismo, Cevikoz advirtió que Turquía se reserva el derecho a acudir a la Justicia Internacional para protestar contra el asalto. Según los medios locales, ese fue el contenido de una reunión que apenas duró 15 minutos.

El gobierno de Paquistán calificó hoy de brutal e inhumano el ataque del ejército israelí a la flota humanitaria que navegaba hacia Gaza. Una declaración del Ministerio paquistaní de Relaciones Exteriores afirma además que ese asalto de las fuerzas israelíes constituye una violación flagrante de la ley y las normas internacionales. También expresa su preocupación sobre el bienestar y el paradero de los ciudadanos paquistaníes y periodistas que iban a bordo de la Flotilla con destino a Gaza.

La nota de la cancillería condena el uso de fuerza descarada por parte de Israel contra una misión humanitaria que se disponía a suministrar ayuda humanitaria a los palestinos de Gaza.

Por otro lado, la cancillería rusa deploró hoy la acción en mar abierto de comandos israelíes contra una flotilla humanitaria. Queda claro que el uso de la fuerza contra civiles y el arresto de naves en mar abierto constituye una flagrante violación de las normas jurídicas internacionales, declaró el vocero oficial del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores Andrei Nesterenko.

Consideramos que lo ocurrido demuestra la necesidad inmediata de poner fin al bloqueo de Gaza, impuesto por Tel Aviv, aclaró el portavoz. Rusia llama a aclarar todos los hechos relacionados con el incidente y expresa su profunda preocupación por lo ocurrido, señaló Nesterenko.

El ministro francés de Exteriores Bernard Kouchner calificó de injustificable el ataque perpetrado por el ejército israelí, expresó estar profundamente consternado por las consecuencias trágicas de este acto y pidió una rápida y profunda investigación sobre las circunstancias del drama.

El jefe de la diplomacia señaló que estos acontecimientos recuerdan que la situación actual en Gaza es insostenible y necesitan una respuesta política urgente. Tomaremos las medidas necesarias para evitar que esta tragedia de lugar a nuevas escaladas de violencia, añadió.

Por su parte, la delegada general de Palestina en Francia, Hind Khouri, calificó este suceso de barbarie y llamó a condenarlo en el mundo entero. Es hora de poner fin a la impunidad de Israel para que el diálogo avance, declaró a radio RTL.

Asimismo, España condenó la muerte de al menos 19 personas durante el ataque perpetrado por la armada de Israel. En su condición de presidente de turno de la Unión Europea (UE) este semestre, el gobierno español calificó de inaceptable el deceso de civiles inermes y convocó de inmediato al embajador de Tel Aviv en Madrid para pedirle explicaciones sobre dicha agresión.

“Hemos sabido de este hecho absolutamente condenable”, declaró a la prensa el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, al comentar la ofensiva de la marina de guerra sionista. Por parte de la presidencia española del bloque comunitario consideramos inadmisibles las muertes que se han producido, remarcó el funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de esta nación ibérica.

López Garrido insistió sobre la gravedad de lo sucedido y anticipó que la cancillería convocó para este mismo lunes al embajador de Israel en esta capital, con el objetivo de que explique los motivos de esa embestida.

La Unión Europea (UE) convocó hoy una reunión urgente de embajadores, dirigida a establecer una respuesta común al asalto israelí. De acuerdo con fuentes comunitarias, los responsables del Comité Político y de Seguridad de la UE (COPS) evaluarán los acontecimientos y aprobarán un pronunciamiento en nombre del grupo regional.

La titular de política exterior de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, quien asiste hoy a la cumbre Rusia-UE, lamentó profundamente el ataque israelí contra el grupo de ayuda humanitaria. Ashton, según uno de sus portavoces, pidió que se realice de inmediato una investigación en profundidad por parte de las autoridades de Tel Aviv.

La funcionaria calificó de inaceptable y contraproducente, el bloqueo que Israel mantiene sobre Gaza desde 2006, a pesar de una fuerte ola de críticas a escala internacional. Varios países de la UE ya condenaron, por separado, el asalto israelí a la flotilla que llevaba ayuda humanitaria a la bloqueada región.

La coalición española Izquierda Unida (IU) exigió a la UE una respuesta terminante ante el ataque israelí. En carta remitida al ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el diputado de IU Gaspar Llamazares denunció que esa agresión resume la vileza del actual gobierno de Israel y su desprecio por la legalidad internacional.

El dirigente de la tercera fuerza política de esta nación ibérica acusó a las autoridades sionistas de asesinar a civiles inermes, vulnerar el derecho internacional del mar y cometer un acto de piratería.

En consonancia con la gravedad de los hechos, Llamazares pidió a Moratinos una respuesta contundente de las 27 naciones miembros de la UE, cuya presidencia rotativa ostenta España este semestre. A su juicio, el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y el bloque comunitario deberían estudiar la posibilidad de presentar una denuncia formal ante los tribunales internacionales competentes para juzgar estos graves delitos.

El también portavoz de IU en el Congreso de los Diputados (Cámara baja) exhortó a la administración Zapatero a congelar las relaciones políticas, comerciales y militares con el régimen judío y que estas se condicionen al respeto de los derechos humanos.

Conmoción en la ONU por el ataque israelí

Aunque de asueto este lunes por un feriado nacional en el país sede, Naciones Unidas fue estremecida hoy por el mortal ataque del ejército israelí. Los hechos movilizaron todos los canales diplomáticos y auguran intensas negociaciones para la adopción de decisiones cuando mañana se reanuden las actividades habituales en la sede de Nueva York.

Desde Kampala, donde realiza una visita como parte de una gira africana, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon manifestó estar conmocionado con la operación militar de Israel, reclamó una investigación completa sobre lo sucedido y exigió una explicación detallada a las autoridades israelíes.

El gobierno de Líbano solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad, órgano presidido hasta hoy por el embajador libanés, Nawaf Salam, quien mañana será reemplazado por el representante permanente de México, Claude Heller.

El Consejo de Seguridad realizará hoy una reunión de emergencia tras el ataque. El encuentro fue convocado para las 13:00 hora local (18:00 UTC) bajo el tema La situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión palestina, según confirmó la oficina del vocero oficial de Naciones Unidas.

Hace cuatro días, el vocero oficial de la ONU, Martin Nesirky, llamó a la responsabilidad a Tel Aviv y a los miembros de la flotilla de barcos con cerca de 800 pacifistas que fueron atacados este lunes por fuerzas israelíes para evitar incidentes.

El portavoz reiteró el repudio de la ONU al bloqueo de Israel contra Gaza que impide el flujo de materiales y mercancías destinados a cubrir las necesidades básicas de la población, la reconstrucción y la reactivación de la vida económica.

Jornada de protestas

Las capitales de varios países árabes registraron en las últimas horas manifestaciones de protesta y reclamos de castigo a las autoridades judías, así como la interrupción de las frágiles negociaciones entre palestinos e israelíes.

En Estambul, decenas de miles de manifestantes salieron hoy a las calles de esta ciudad para protestar por el ataque militar de Israel. Desde primeras horas de la mañana numerosas personas se concentraron frente al consulado israelí, protegido por un despliegue policial sin precedentes.

A media mañana miles de personas se congregaron en la céntrica plaza de Taksim, convocadas por la Fundación de Ayuda Humanitaria “Derechos Humanos y Libertades” (IHH), organizadora de la flotilla humanitaria y a la que pertenecían gran parte de los activistas que viajaban en los barcos atacados.

Desde allí una parte de los manifestantes se dirigió hacia el consulado de Israel, bastante alejado del centro, donde se unieron a centenares de militantes sindicales y partidos de izquierda que ya se encontraban en la zona.

Una vez allí se procedió a leer un comunicado en el que se calificó a Israel como Estado terrorista, se pidió el boicot a sus productos y se exigió al gobierno turco el fin de todo tipo de relaciones.

En Ankara, la capital turca, también tuvo lugar una concentración frente a la residencia del embajador israelí mientras la policía procedió a montar un dispositivo de seguridad en la sede diplomática.