(PL).- El presidente del directorio del Banco Central de Ecuador, Diego Borja, afirmó hoy aquí que el Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE) de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) vulnera el ámbito del dólar.

La oposición de los grandes centros de poder a la moneda virtual del ALBA se debe a que protege a los países de las crisis generadas por el ámbito del dólar, expresó Borja en un foro del Parlamento Latinoamericano (PARLATINO) que cierra este viernes en La Habana.

Salir de la moneda estadounidense es una forma de protegerse más, añadió el también ex ministro ecuatoriano al hablar sobre la nueva arquitectura financiera defendida por los miembros de la iniciativa creada en 2004 por Venezuela y Cuba. Durante su intervención en la jornada conclusiva del Seminario del PARLATINO sobre los logros y desafíos del ALBA, el economista cargó contra el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que, en su opinión, han sido incapaces de actuar ante las crisis. Ahora con la crisis griega el BM y el FMI utilizan las recetas fracasadas en nuestra región como la disminución de los fondos para los sectores sociales, la reducción de pensiones y el recorte de las inversiones en el sector productivo, expuso. Entre los pilares de la nueva arquitectura propuesta por la zona ALBA, integrada además por Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Nicaragua, Borja mencionó al Banco del Sur, el uso de las reservas en común y el SUCRE (una moneda virtual). Al destacar los beneficios del Banco, Borja señaló que el sistema beneficia a los pequeños productores excluidos del comercio exterior y de los créditos del sector financiero tradicional nacional y transnacional. En la cita, la segunda desde octubre de 2008, se debate además sobre el derecho al desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos y sobre los derechos de la madre tierra en el siglo XXI.