El presidente Evo Morales promulgó la ley Transitoria de Autonomías y convocó a los gobernadores de los nueve departamentos bolivianos a su posesión, en un acto que se realizará el 30 de mayo en la ciudad de Sucre.

La ley fue promulgada por el mandatario a las 18:40 del lunes, después que la Cámara de Diputados superara el escollo formal que representó el pedido de reconsideración de la norma. Ese pedido, presentado por la diputada opositora Norma Piérola, hizo que la anunciada promulgación de la ley, prevista para las 8:00 fuera postergada.

Según parlamentarios del oficialismo y la oposición, la nueva ley es necesaria para llenar los vacíos legales existentes en los gobiernos departamentales.

Sin embargo, la ley motivó el rechazo de sectores políticos opositores debido a que en sus artículos 8, 9 y 10 prevé la suspensión de las autoridades sobre las que pesen imputaciones formales de corrupción, y también incluye mecanismos para su reemplazo.

Los gobernadores electos de Santa Cruz, Rubén Costas, Tarija, Mario Cossío, y Beni, Ernesto Suárez, se sintieron afectados por la nueva disposición, Sobre los tres pesan denuncias de malversaciones y corrupción, y en el caso de Costas y Cossío ya existen imputaciones penales por lo que se prevé que serán pronto suspendidos, a pesar de que sí pueden ser posesionados.

La ley prevé que por única vez la posesión estará a cargo del presidente Evo Morales.

“Cumpliendo con la ley transitoria he decidido que la posesión de los gobernadores será el día 30 de este mes en la Casa de la Libertad, a las 9 de la mañana”, dijo el gobernante.

Días atrás, Costas dijo que no acudiría a La Paz para su posesión.

Paso agigantado

Según el ministro de Autonomías, Carlos Romero, la Ley es “un paso agigantado” para la implementación plena de las autonomías departamentales, municipales, regionales e indígenas, porque de lo contrario se habría tenido que esperar la adecuación de los estatutos autonómicos a la nueva Constitución.

Los estatutos departamentales deben ser revisados por el Tribunal Constitucional y ese proceso puede tardar al menos un año.

“Con esta ley de transición ya no es necesario esperar esa adecuación de estatutos autonómicos, porque las 36 competencias exclusivas reconocidas en el articulo 300 de la Constitución se transfieren directamente a las Asambleas Legislativas y desde el 30 de mayo, inmediatamente después de la posesión, los gobernadores y asambleístas podrán ejercer plenamente esas competencias”, dijo.